miércoles, 9 de febrero de 2011

Gritos

En algunas ocasiones los gritos suponen una liberación personal.

Gritar fuerte y claro. Quejarse, entonar un quejío, un lamento hondo, un desgarro de las cuerdas vocales.

Como el que canta por seguiriyas:



Un grito en solitario es un lamento liberador, pero ¿qué ocurre cuando se unen los quejidos, gritos y lamentos de muchos? ¿Qué ocurre cuando son muchos los que gritan al unísono pidiendo cambios y libertad?




Pues ya veremos lo que ocurre. De momento, los que nunca los habían tenido en cuenta ahora los tienen que escuchar. No pueden ya taparse los oídos ni apretar más fuerte la mordaza. Cuando son muchos los que gritan a la fuerza se hacen oir.

En Túnez y en Egipto el pueblo ha lanzado su grito de libertad.

Los reactores del Imperio que sobrevuelan la plaza de Tahrir son capaces de romper la barrera del sonido, pero son más fuertes los gritos de los tunecinos y egipcios, que han roto ya, al menos de forma simbólica, la barrera de la opresión y han obtenido irreversiblemente la experiencia de la libertad.

18 comentarios:

Hitos dijo...

Que griten, que griten, que se llene todo con sus gritos, que se les oiga en todos sitios.

Besos

Gemma dijo...

Y lo que han crecido con ese grito liberador, con ese quejío que nace en las entrañas del ser más reprimido.

También tu emoción y tu grito de libertad va más allá de los lápices hoy Aus. Has lanzado tus palabras reforzando el grito de los bichipenes, me ha emocionado tu solidaridad, tu alegría y satisfacción.

Muchos besos gritados :D

Malo Malísimo dijo...

Y yo pidiendo dibus en mi casa...
Armonía, esos gritos son armónicos y suenan muy bien por ahora, a pesar de las notas disonantes.

GINEBRA dijo...

El pueblo Tunecino y el Egipcio, el pueblo en definitiva, está dando muestras de una gran madurez política.
Que tomen nota otros pueblos que se dicen democráticos, se me ocurre el Italiano con el vergonzoso presidente de la república que tienen, cuyo lugar es la cárcel por pederasta y mafioso y está en el poder:)

Yo creo que el grito de libertad ha traspasado hasta la barrera del sonido y lograrán una transición pacíficia y un gobierno más justo.

Preciosos dibujos, Aus.
Besos liberales y libertarios (que no es lo mismo:))))

María dijo...

No sabes, la alegría que me has dado AUS,

creí que lo que dijiste ayer en mi casa, era un decir...ver que has vuelto al tajo, me ha devuelto la confianza en que este mundillo nuestro de los blog, no se nos muere...

Verás, te voy a contar algo, para que veas lo que me cuerdo de ti, en la primera persona en la que pensé cuando vi...

ALGO PARECIDO A ESTO

Fue en ti, para que veas:-) Me dije...¡¡vaya contento que estará AUS al ver esto en su casa!!

Hoy tus pequeñajos sus quejíos y gritos, me lo confirman ( muy buenas sus caras por cierto) y es que además, los gritos más nítidos, han sido los de las mujeres. Cantidad de imágenes en las que ellas, enarbolan banderas y lideraban las protestas en Túnez y atmbién en Egipto. Siendo el 50% de la población, fueron la grandes sacrificadas en esta aventura de hombres barbudos, beatos y chillones que son los integristas islámicos, dueños y Srs de sus vidas, sobre todo en Iran y aledaños.

No sé si somos conscientes de la importancia que tiene lo que está ocurriendo en Túnez. La exitosa revuelta popular contra la dictadura  es  un punto de inflexión en el devenir del mundo árabe e islámico desde la revolución iraní. Aquella revolución dirigida por la teocracia chiita supuso el fin del sueño de una modernización democrática en el mundo islámico.

Ha sido todo un gustazo, ver de pronto a millares de mujeres sin velos, ni burkas gritando “libertad”. Millares de hombres, sin  rezos, ocupando las calles gritando basta a la corrupción, a la miseria, al indignidad. Yo creo que en Túnez y Egipto ha nacido una luz  para el mundo árabe, que puede eclipsar la siniestra sombra de las mezquitas. Ojalá tengan suerte, porque ni  al occidente capitalista, ni  a sus dictaduras títeres, ni a  las teocracias gobernantes, ni al fundamentalismo  le interesa lo más mínimo que esta luz ilumine  una revolución democrática árabe. Pero Irán  ha sufrido su primera quiebra. No sé que va  ocurrir ahora, ni qué futuro le espera a esta bellísima  epopeya  ciudadana. Solo espero y deseo que sea contagiosa esta pasión por la libertad y la igualdad, se expanda por el mundo árabe...y de paso...nos contagien también a nosotros.

Mil gracias por tus precioísimos gritos y quejíos mi querido AUS. ¿Puedo gritar Yo? así, un poquito... ¡¡Aaaaaaaaaaaaaaaaah!! ¡¡uy, que guuusto!! :-)

Muchos, muchos besos, AUS y rebienvenido :))

LOLI dijo...

Si es que la unidad de los pueblos lo puede todo y nosotros por aqui tan listos que nos creemos y sentados esperando que se arregle esto,si salieramos todos unidos a pegar gritos veriamos que se puede hacer un cambio.Tenemos democracia y libertad pero para que si no la utilizamos...
Son un ejemplo para todos.

BESAZOS ♥

LOLI dijo...

POR CIERTO, HE PUESTO TUS VIDEOS EN MI CASA,MOLAN ;)

aus dijo...

Hitos: y que se contagien sus gritos, a ver si llegan hasta aquí cerca y tiemblan hasta las montañas del Rif, joé ya.

Besos, Hitos.

Gemma: y a mi me ha emocionado que tú te emociones, fíjate. Esto de los gritos es lo que tiene, que en cuanto los escuchas un poco afinados emocionan...

Muchos besos Gemma.

Malo, te adiviné el gusto, eh?

Supongo que te refieres a los Hermanos Musulmanes cuando dices lo de las notas disonantes. Creo que son una minoría sin ningún peso en la estructura social egipcia. De todas formas el mejor antídoto contra la radicalización islamista es la liberación política y la dignificación de las condiciones de vida de la gente. No creo que haya nadie que no lo piense así, pero al parecer es más rentable actuar en el sentido opuesto, combatiendo el integrismo con más opresión y más vilencia.

Salud, Malo. ¿Cómo crees que sonará en árabe la Internacional?

Ginebra: pienso como tú, que otros pueblos deberían tomar nota. Empezando por todo el Magreb y siguiendo por las viejas democracias, cada vez más oligárquicas y sumisas al poder de los mercaderes. Al fin y al cabo son ellas las que han apoyado hipócritamente a los sátrapas de los que ahora el pueblo egipcio y tunecino se quiere liberar.

Muchos besos, Ginebra.

María, hay que ver la energía y el coraje que demuestran tener las mujeres egipcias y tunecinas en esas fotos. Toda una lección la que da ese pueblo hastiado ya de tanto desprecio y tanta miseria.

Yo cuando veo imágenes de las primeras revueltas tunecinas y de la plazaTahrir de la persona que me acuerdo es del sátrapa Marroquí, el amigo íntimo de nuestro querido monarca nacional. Quienes lo conocen bien dicen que es peor que el padre, que ya es decir. Cuando ves la miseria y el hambre que hay en Marruecos, esos inmensos barrios achabolados que rodean las poblaciones superpobladas, esos niños a los que no les queda otra salida que ocultarse en los bajos de un camión para cruzar la frontera, esas colas interminables de mujeres viudas que piden limosna en las puertas de las medinas, esos hombres que no tienen otra ocupación que fumar kifi y jugar al parchís... cuando ves todo eso, comprendes que ese pueblo merece su propia Revolución.

Muchas gracias por esas fotos. Son un documento histórico que dice mucho del carácter espontáneo y popular de esta Revolución. Comparto tu deseo de que triunfe y cunda el ejemplo de esta Revolución.

Muchos besos, María. Me alegro de reencontrarme contigo y con tod@s :)

ATB dijo...

Hay que ver Aus lo que me está recordando esto del Magreb a aquello que nos pasó y aún nos pasa.

Porque, salvando las distancias y la trascendencia, el problema de fondo es el mismo: la falta de democracia, el sometimiento del poder político al económico, el abuso de poder, la corrupción, el desprecio a la voluntad y a las necesidades y derechos de un pueblo recurriendo a las más bajas argucias, la manipulación de los medios de comunicación y el recurso a las redes clientelares, tejidas a lo largo de los años infinitos y siempre dispuestas para una emergencia...igualito, igualito. Créeme, los sátrapas están entre nosotros.

Y aquí también hay mujeres bravas, y jóvenes comprometidos y personas valientes que no se achantan. Doy fe. Y los aporrearon y los intentaron e intentan encarcelar, y nos reprimen y amenazan con desigual sutileza y pudor. Como sabes sólo les faltó matarnos. Hubiera sido demasiado. Y eso pasó y pasa aquí, en Extremadura, en la tierra de barros.

Los mismos que propiciaron aquel gravísimo aunque pequeño y casi invisible atropello (como muchos que suceden cada día ante nuestras narices) que aún se sigue manteniendo y no enmendando, se rasgan ahora las vestiduras ante el tirano egipcio (que hasta hace dos días era un buen amigo y aliado) con el mismo entusiasmo con el que se inclinan ante otros tiranos, según convenga a "los intereses de ejpaña y sus aliados" (¡Pero qué coño será ejpaña!).

Menos mal que en esta ocasión y por ahora, el amigo americano no parece estar por la táctica del golpe y el genocidio para defender sus intereses geopolíticos. Algo hemos avanzado. Aunque aún no se ha dicho la última palabra.

Bueno aus, me alegro de tu vuelta y de tu entusiasmo. A ver si gritando tú y tus bichitos, gritamos tod@s los demás.

Salud

Malo Malísimo dijo...

Pues no sonó muy bien...que le pregunten a los Chechenos o a los Talibanes, de aquellos barros, estos lodos...Fijate que curioso, que aquí nos enfadamos con la Iglesia porque quiere estar en todas las Salsas y se nota la falta de una en el mundo musulman, tal vez así podrían centrarse y sería más fácil establecer repúblicas laícas. Los hermanos musulmanes son pocos, pero bien organizados y con dinero... Arabia Saudi, no escatima en eso.He visto encantantado a las jóvenes tunecinas cabello al viento protestando en las calles, esperemos que no vengan ningún santón interprete de la voluntad divina a joderles el invento...¡Como si Dios, de existir, necesitase voceros!

V dijo...

Puff... no puedo con la angustia que damos los humanos. Cada día que pasa nos soporto menos. No sé si nos da para ser lo mejor de este mundo, no lo creo, lo que sí pienso, es que nos alcanza para ser lo peor con diferencia. Porque es lo que veo. Y encima vengo del blog de Joselu, que ya me terminó de rematar, otra vez.

Me deprime tanto el tema al fin, que solo me alcanza para dejarte un beso, Aus.

Novicia Dalila dijo...

Algunos nos hemos instalado en la comodidad y creemos que yéndonos medio bien está todo hecho... esto nos ha hecho olvidar nuestra capacidad de gritar y protestar.
El otro día leí que el paro juvenil en Argelia es del 27%... aquí tenemos un 40% y estamos callados como putas. Algo hemos perdido por el camino....

Un beso, Ausss

aus dijo...

Loli: estoy totalmente de acuerdo con lo que has dicho. ¿Para qué nos sirve tanta libertad (de mercado sobre todo) y tanta democracia representativa? ¿A los del FMI los elegimos nosotros acaso? Pues parece ser que son ellos los que nos gobiernan...

Como estemos esperando que esto nos lo arreglen nuestros políticos con la inestimable ayuda de los avispados empresarios y de estos valientes sindicatos que tenemos...

Me alegro de que te gusten los vídeos. Los hicieron unos teatreros-magos-cantantes (ahí es nada) que montan un espectáculo que se llama Por Amor al Arte. Los bichis han quedado muy graciosos ¿verdad? :)

Muchos besos, Loli.

ATB, por lo que vemos, por lo que conocemos de la Historia, la represión aparece con saña allí donde estén en peligro los intereses de los poderosos. Y siempre recae sobre el pueblo. Los palos se los llevan unos pocos, pero es como si se los diesen a todos. Todo es muy pedagógico: que aprendan que el que protesta es aspirante a llevarse una paliza, o un balazo, que las pistolas de los polis no son de juguete.

Si la cosa se pone muy fea se contratan pistoleros para que ellos hagan el trabajo, como se ha hecho en Egipto, donde ya se cuentan cientos de muertos.

Y es cierto, al fin y al cabo nuestros políticos saben lo que se traen entre manos, saben que sin los países del hambre -el Tercer Mundo lo llaman- no hay economía liberal que funcione, de manera que para ellos es válido cualquier gobierno que proteja sus intereses allende los mares, en lo que fueron las colonias. Mientras haya un poco de orden y funcione el supremo Mercado, todo viene como anillo al dedo, no hay pega.

!Pero ay si se toca el sacrosanto Mercado, ay si algún pueblo reclama lo que es suyo! Entonces llueven chuzos de punta, caen plagas, la tierra se siembra de cadáveres.

Por esta vez el amigo americano no ha intervenido con la contundencia que suele, pero está atento, sus aviones no han dejado de sobrevolar las manifestaciones cariotas. Todo un símbolo, toda una advertencia.

Habrá que ver hasta dónde llega la osadía del pueblo egipcio. ¿Habrá quien lo pare?

Un abrazo, ATB.

aus dijo...

Malo, la verad es que no sé si a los musulmanes les hace falta una Iglesia. Hombre, si viene con desamortización ya y toda la pesca, puede ser, aunque lo dudo, pero te recuerdo que no hay mejor ejemplo de teocracia que el Estado del Vaticano, que tiene lo suyo en pleno siglo XXI.

Para mi que el islam es la defensa que tine la sociedad musulmana contra el Estado, que mata de hambre mucho más allá del ramadán. Pero no es lo mismo el islam que el integrismo islámico, tan temido en occidente. Los que propugnan una vuelta al siglo del profeta son pocos y te aseguro que la mayoría de los musulmanes -los practicantesy los no practicantes- los ven como podemos ver nosotros una procesión de templarios en una feria medieval.

En todo caso esperemos que las mujeres que con tanta decisión han echado a Mubarak no consientan en su lugar a ningún intérprte de la voluntad de alá.

Un abrazo, Malo.

Vero, creo que es así, que los humanos generamos angustia. Pero también es cierto que hay algo que nos hace luchar contra lo que nos la produce, es decir, contra lo peor de nosotros mismos. Si no fuera así seríamos absolutamente monstruosos.

En la plaza de Tahrir ha vuelto a luchar el bien contra el mal, la vieja historia de los hombres. Y sí, produce angustia ver una batalla tan desigual y al mismo tiempo tan despiadada.

Muchos besos, Vero.

Dalila: la situación de los parados y de los trabajadores va empeorando, todavía no hemos tocado fondo, me temo. De todos modos yo creo que un parado europeo tiene menos de lo que quejarse que uno egipcio o tunecino, porque indudablemente está más protegido por el Estado. Pero para que nosotros "gocemos" de cierta protección del Estado, otros países tienen vivir en la pura necesidad. En eso consiste el negocio. A los de dentro nos explotan, pero nos dan hipotecas y alguna ayuda para evitar grandes rebeliones, que, oye, quedan feas en casa y nunca se sabe cómo acaban; los de fuera se explotan hasta la extenuación, pero con verdugos interpuestos.

Como dice Vero, angustioso.

Muchos besos, Dali.

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lázaro dijo...

Ahora les toca a Libia... Lo interesante es que estos gritos de hoy no sirvan sólo para seguir alimentando los gritos de mañana. No puedo evitar mirarlo con escepticismo. Saludos.

aus dijo...

Lázaro, yo por el contrario no soy muy escéptico respecto a estos movimientos populares, pues parecen prosperar pese a la resistencia contrarevolucionaria y a la represión brutal que ejercen los regímenes contra los que se han levantado.

Más que escéptico, soy pesimista, porque se está viendo que los cambios van a costar y están costando ya muchas vidas. Pero que habrá cambios, me parece evidente, y que éstos tendrán un sentido anticolonialista y democrático, también me lo parece.

¿Se podrán consolidar luego las reivindicaciones y exigencias que alientan estos levantamientos populares? Tal vez sea esta incógnita la que origina el escepticismo. Desde luego, dudo que la decisión y el sacrificio con que se está resistiendo en las calles se disuelva luego en la nada, por muchas injerencias y presiones que los sostenedores y amigos de las sanguijuelas derrocadas quieran hacer valer, sea a través de su aparato destructivo o conspirando y cambiando de piel.

Sin embargo, estoy convencido de que esto último es lo que se intentará, demasiadas experiencias de ese tipo conocemos ya; pero también creo que la nueva experiencia de la libertad debe abrir nuevos horizontes y expectativas a un pueblo que ha vivido hasta ahora en una situación tan mala que difícilmente puede ir a peor.

Saludos, Lázaro y disculpa esta respuesta retardada.

Lo Lo dijo...

http://www.ju.edu.jo/home.aspx
Jordan University
[url]http://www.ju.edu.jo[/url]