viernes, 26 de febrero de 2010

Mirando el paisaje



Un invierno pésimo el que llevamos. Inundaciones, cortes de carreteras, apagones, marejada en la mar... calamidades añadidas a la crisis económica que padecemos desde hace tiempo.

Hasta los bichipenes parecen verse afectados por el temporal. Encuentro dibujitos, pero se traspapelan y se pierden. Los vuelvo a encontrar, pero se estropea el escaner y no puedo subirlos al blog. Arreglo el escaner, pero ahora no funciona el wifi. Instalo el antiguo modem, pero entonces se corta la línea de internet. En definitiva, debo ir retrasando la nueva entrada que tenía pensado subir.

Mientras tanto, ¿qué puedo hacer?: aprovechar un clarito y asomarme por aquí cerca para contemplar un poco el paisaje, que es algo que relaja bastante. Como el bichito del dibujo de arriba.

Después de todo, no es mal plan.

18 comentarios:

ATB dijo...

Aus

¿Tú estás seguro de que ese bichipene está mirando el paisaje?

No estoy seguro, pero ese perfil parece de alguien, triste, desesperado, y la luna, a lo lejos, parece mirar angustiada.

Y ese precipicio ahí delante...

No sé, no me hagas mucho caso. Últimamente lo veo todo más bien oscuro.

De todas formas acércate y le preguntas. Por si acaso.

Salud

aus dijo...

Déjalo, ATB, que debe de estar pensando. De momento hay una distancia prudencial entre su cuerpo y el precipicio. Espero que no se asome más.

Yo ahí no me acerco hasta que alguien dibuje unas barandillas. Qué va.

Es cierto que todo parece oscuro o gris.

Salud, ATB. A ver si sale pronto el sol, porque esto no puede seguir así.

GINEBRA dijo...

Me gustó especialmente este dibujito coloreado, el color está fenomenal, Aus.
Nada parecer funcionar con este tiempo, te doy la razón. Besos de buenas noches.

aus dijo...

Me alegro de que te haya gustado, Ginebra. Ha quedado un poco gris, pero con este tiempo que llevamos no podía ser de otra manera.

Besos.

Novicia Dalila dijo...

No conozco vistas más bellas que las que se divisan desde un acantilado al borde del mar... El infinito se hace más eterno y al fondo se encuentra todo lo bueno que nuestra cabeza nos permita imaginar.
Nuestros niños son unos privilegiados pudiendo asomarse al mundo desde ese sitio.
La crisis, dura, durísima, y el tiempo inclemente que no acompaña nada, han vestido a los bichipenes de colores preciosos que da gusto contemplar.
Tu tienes por vecino a un tal Murphy, verdad Aussss??? Lo digo por todos los inconvenientes técnicos que se te acumulan para poder compartir tus dibujitos.... :P. Y menos mal que si se te rompe el scanner vas y lo arreglas... Yo tendría que tirarlo. Fijo.

Un beso y buen viaje. Te espero a la vuelta. Y ten cuidado eh?? Si te cruzas por las dehesas con un tío como un castillo que va en un Peugeot viejo y que aunque diluvie no se moja, tú sal de naja y apártate de su lado que te estampa contra una encina... :P:P

María dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
María dijo...

Jaja NOVI.. ¡¡Qué inspirada, xD!! ;-)


Pues no sé que puedo decirte, después de ella, AUS.

Que no sé que pretendías subir, antes de que le mal de ojo y todos los hados se aliaran en tu contra, pero lo que has subido, es precioso. No sé si es acuarela, pero lo parece, o pastel, no sé da igual, sigue siendo muy bonito.

Me gustan tus montañas del fondo color cielo y aunque no sé por qué razón le has vuelto a dejar sin brazos, es verdad que yo no le veo con idea de suicidio, más bien, con los ojos apretados diciendo:
¡¡¡Señor, Señor, dame fuerzas para aguantar!! ;-)

Bueno, pues eso, a ver si aguanta él y todos.

Artísticamente te sienta GENIAL, la mala suerte.
pero mejor que termine ¿verdad?

Como dice NOVI,
Buen viaje y mucho cuidadín en la carretera,
te esperamos AUS.


Muchos besos y buen finde.



PD. Y tranquilo, si vemos que a tu chiquitín se le cruza algún mal pensamiento, le sujetamos hasta que tú llegues. ;-)


Sorry, el tachón es mío.

V dijo...

... mmm... hay algo que no me gusta en el dibujo, Aus, y esta vez no es que el bichito no se ríe, y que tampoco lo hace el sol, por cierto.

Lo vi ayer, y lo estuve pensando... lo que no me gusta es el color del cielo, fíjate. Los tonos marrones... me huelen a contaminación atmosférica -a muchas más en realidad-, y el cielo no debiera ser así, sino como es de verdad. Azul. Celeste.

Si yo fuese el bichín, miraría con admiración, y también con preocupación. Y también con pena, tal cual está pintado.

Pero no sé... imaginando... me gustaría imaginar que está negro por detrás -el bichipene, digo-, porque estuvo peleando mucho y tuvo que arrastrarse incluso, porque hacía falta, pero que terminó de limpiar lo que estaba sucio, y que ya no hay nada más sucio, sólo el cielo... pero que todavía se ve el azul, y que como no hay nada más que lo ensucie, mira pensando que algún día volverá a ser azul. Porque llegó a tiempo, y porque piensa que gracias a ello, todavía hay eso, tiempo.

Si lo veo así... mmm... un bichipene que tiene la suerte que se ha currao. Que es una jartá!

Muchos besitos, Aus :-)

Manuel Muñoz López dijo...

Por fin el extremeño gasta las pastillas de colores, las oscuras golondrinas que criaron el año pasado en el alero de mi casa se dejan ver, sigue lloviendo.¿Los tiempos estan cambiando o es que faltan 20 y algo para la primavera?

Manuel Muñoz López dijo...

Maria: como sois las tauro.

María dijo...

jaja MANUEL,

¡¡no lo sabes tú bien!!...Bueeeeno, aaale...

Volveré a por otra...jajaja.


¿Tú crees que AUS, estará ya, sano y salvo en casa?

besos

Manuel Muñoz López dijo...

Maria, sano y salvo seguro pero en casa no porque no me entra altrapo.

aus dijo...

Gracias, Dalila, el viaje me fue bien, sin novedades. No me encontré a ese fantasma impermeable, ni a la chica de la curva, ni ninguna otra imagen espectral que pudiera perturbar mi tranquilo viaje. Ni siquiera llovió de forma torrencial como viene siendo habitual últimamente...

También a mí me gustan los acantilados. Cerca de Zahara, en el cabo de Roche, hay unos cortados rocosos formando unas calas preciosas que no te deberías perder en tu próximo viaje a las costas gaditanas. Mejor dicho, algún día te deberías perder por aquellas calas...

Es cierto que tengo a Murphy por vecino; es más, se diría que en vez de ángel de la guarda yo tengo a Murphy siempre a mi lado. Y últimamente es infalible, te lo aseguro. En fin, no hay mal que cien años dure, aunque con este tipo nunca se sabe...

Besos, Dali. Me alegro de que hayas disfrutado recordando paisajes marítimos.

Hola, María, espero que el bichito tenga más suerte que el santo Job, que por mucho que suplicó al Altísimo no se libró de algunos infortunios...

Qué bien que te guste el paisaje. La técnica no es acuarela ni pastel; he logrado engañarte, porque está coloreado con el Photoshop, un programa de dibujo con unas posibilidades increíbles ¿verdad? Sólo cuando se amplía el dibujo puede notarse. Ya sé que eres experta en técnicas pictóricas, pero es que los nuevos medios dan el pego al más pintado, nunca mejor dicho :D

Respecto a la mala suerte, estoy deseando decir lo mismo que respondió el boxeador noqueado cuando le preguntaron por su último combate: “ya pasó, ya pasó…”

Besos, María, y gracias.

Vero, eso de los marrones puede deberse a que, como me he comido tantos últimamente, los veo por todas partes.

Me gusta que le des un hálito de esperanza al bichipene del acantilado. Que espere, que espere, y que siga su labor de limpieza, que ya desaparecerán esos nubarrones. En la costa gaditana hay partes donde los daños son ya irreparables -la bahía de Algeciras necesitaría una limpieza a fondo que no sé si ya será posible-, pero aún quedan zonas vírgenes que se pueden seguir preservando. Sí, por aquí aún quedan partes que se han salvado de todas las porquerías que se han hecho durante los últimos tiempos.

Manolo: ¿recuerdas el dibujo que hiciste en mi casa con la tableta gráfica y el programa de diseño? Pues eso.

Las golondrinas de mi casa ya duermen en su nido -que se ha mantenido intacto- desde hace un par de semanas. Les saludo todas las noches cuando salgo a tirar la basura ¡y ni siquiera me responden! Y sí, les pasa como a nosotros, que están deseando que llegue la primavera, porque por lo acurrucadas que están se nota que pasan frío...

Salud.

María dijo...

Jaja AUS,

te equivocas absolutamente, jajaja...Yo no soy experta en ninguna técnica, menos en las pictóricas, pero sí que es alucinante, parece de verdad que has escaneado un dibujo... ¡¡Ay , la técnica!!

Yo, me moriré y seré incapaz de hacer nada de estas cosas tan "modelnas" ;-)

De vez en cuando, me encanta emborronar a carboncillo, es a lo único que llego.

Espero que hoy, ya puedas decir eso de:"Ya pasó"

¿Sigue lloviendo?

Manuééééééé, sí que lo he visto yo...
Criticando a las tauro, por cierto,
como otros bichos jajaja.
Pero no tan monos como estos. ;-)


Muchos besos y buen día para todos.

Manuel Muñoz López dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
´´Saray´´ dijo...

¡Me gusta mucho ese dibujo! y el color que le has puesto.

aus dijo...

Vaya, María, tengo algo abandonado el blog. Disculpa la tardanza. Ya dejó de llover, por fin hemos tenido un par de días de tregua, esperemos que dure un poco más.

No sé si dominas las técncas, pero al menos las conoces, que lo sé yo.

Sigue dándole al carboncillo, que seguro que te salen cosas bonitas...

Besos, María.

"Saray", me alegro de que te haya gustado el dibujo iluminado. Gracias por tu amable comentario.

Besos.

Malo Malísimo dijo...

Me gustan esos tonos pastel... pero este pobre aún no ha evolucionado...no tiene brazos...y ¿mira el horizonte esperando algo? ¿Lo hace de manera abstraída? ¿la luna o el sol son también un bichito? (tiene cara de bichi)¿Es un amanecer o un atardecer?...
Y hombre ponle una roca para que se pueda sentar...tanto tiempo de pie..."Miraaando al maaar soñeee que estabaaa juuunto a tiii, miraaaando al maaar...."

Carajo entre el agua, los problemas informáticos y los jaleos/broncas del curro me había olvidado de ti...