jueves, 4 de febrero de 2010

Los vagos del Sur

Por esta vez me permito piratear un pequeño texto para complementar el dibujo del post. Puede tomarse tan sólo como una cita, pero por si algún delator de la SGAE, esa organización que pretende ponerle puertas al campo de la trasmisión cultural, en un exceso de celo pretendiera reprobarme, aduzco que encontré el dibujo en una página del ejemplar que poseo del libro En defensa del decrecimiento, de Carlos Taibo, precisamente junto a la cita de Ridoux que reproduzco. Porque la relación entre dibujo y texto me parece evidente e interesante, recurro al copiado íntegro de éste.


"En un pequeño pueblo de la costa mexicana un norteamericano se acerca a un pescador que está a punto de echar su siesta y le pregunta: "¿Por qué no dedica usted más tiempo a pescar en el mar?" El mexicano responde que su trabajo cotidiano le permite atender de manera suficiente a las necesidades de su familia. El norteamericano pregunta entonces: "¿Qué hace usted el resto del tiempo?" "Me levanto tarde, pesco un poco, juego con mis niños, echo la siesta con mi mujer, por la tarde quedo con mis amigos. Bebemos vino y tocamos la guitarra. Tengo una vida plena".



El norteamericano le interrumpe: "Siga mi consejo, dedique más tiempo a la pesca. Con los beneficios podrá comprar un barco más grande y abrir su propia factoría.. Se trasladará a la ciudad de México y luego a Nueva York, desde donde dirigirá sus negocios". "¿Y después?", pregunta el mexicano. "Después su empresa cotizará en bolsa y usted ganará mucho dinero". "¿Y después?" Replica el pescador. "Después puede jubilarse, vivir en un pequeño pueblo de la costa, levantarse tarde, jugar con sus hijos, pescar un poco, echarse la siesta con su mujer y pasar la tarde con sus amigos, bebiendo vino y tocando la guitarra".



N. Ridoux, La decroissance pour tous.

27 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Lo malo es que puede no haber un "después" y todas cosas, las que de verdad te hacen feliz, se podrían quedar en un proyecto porque no llegue el momento esperado....
Hay que vivir hoy, amar hoy, reir hoy, jugar hoy, faire l'amour (vulgo kilar) hoy, porque mañana a lo mejor no estás...

Me voy a casa a ver si me da tiempo a hacer alguna cosilla de estas, aunque sea un rapidito :P:P (es broma)

Un beso, Aussss.

María dijo...

Hola NOVI y Hola AUS,

Vale, hoy voy a hacer de abogado del diablo, que lo he hecho en más de una ocasión, ya que se supone que estamos entre amigos, pero una amiga de la casa, no me cree.

Según esta cita, que por cierto está genial, el resto de los mortales que curramos como desgraciados, somos poco menos que idiotas. No, rematadamente idiotas.Quizá sea cierto. (Lo que no quita, que juguemos con nuestros hijos...Lo demás son lujos)

Pregunta: ¿Qué ocurre si un día que no hay pesca? ¿Qué ocurre si muchos días no hay pesca?

Respuesta: Uno o varios días, este buen hombre y su familia no comerán.

Eso sí, menos beber con los amigos, el resto de las cosas las podrá hacer mientras, no se caiga redondo por inanición.

Conclusión: Se trata de que no se nos vaya la olla, tras el maldito dinero, que a lo mejor luego no podemos ni disfrutar, pensando con la mente enfermizamente capitalista del norteamericano.

Se trata de disfrutar de las cosas buenas e importantes de la vida, al lado de un poco de esfuerzo y trabajo.

Si trabajamos lo justo, tendremos lo justo y en épocas de vacas flacas, llámese "terremotos" las pasaremos tremendamente justas, eso, si conseguimos pasarlas...

LLegada esta situación, nos veremos obligados a pedir ayuda a los gilis, que no han podido dormir la siesta, ni tocado la guitarra, ni podido tomar vino con los amigos... Pero, siempre han jugado con sus hijos...

(Recuerdo que, he hecho un poco de abogado del diablo, que conste en acta) ;-)


Muchos besos a todos

P.D. ¿Ya estás de buen humor, AUS?
Si no es así, no he dicho nada.

Deseo que si lo estés, de verdad. ;-)

PD 2. AUS, al norteamericano, parece que le duele la barriga y el mexicano parece que duerme un pedal monumental ja,ja. Por debajo...¿Asoma la pinza de un cangrejo o la cola de un pez?

Más besos.

aus dijo...

Dalila, tienes razón, hay que kilar, faire l'amour, que diría un gentil, ya, hoy mismo, vamos. Lo malo es que para eso, aunque esté yo, tiene que haber otra persona que preste su colaboración.

Por tanto, no depende de mí, así que por hoy me considero exento.

Ah! lo siento!.

Pero es cierto, hay que vivir al día, que nunca se sabe...

Muchos besos, Dalila.

María, la anécdota que cuenta Rideaux sirve para ilustrar el absurdo de la superproducción y del exceso de trabajo, convertidos en ideales sociales que nos convierten en potenciales felices juvilados al tiempo que nos privan de una vida plena.

Pero hay una parte de la historia que se elude. Cuando el pescador llegara hipotéticamente a Nueva York (cosa improbable, porque por mucho que pescara el mexicano las grandes compañias de barcos congeladores lo acabarían arruinando, así que su futuro más probale sería mendigar en algún getho de su propio país) cuando llegara, digo, con algo más que un pan debajo del brazo y formara allí una empresa, las que le iban a asegurar su pensión de jubilado no iban a ser sus horas de trabajo, sino las de sus empleados, los pescadores a los que les tocaría faenar largas jornadas en alta mar a cambio de una pequeña parte del botín. Algunos de esos no tendrían asegurada ni la pensión.

Lo que no me gusta del cuento es que incide en el tópico racista del sureño vago y el occidental industrioso y trabajador. Yo creo que el mexicano no pesca más porque su pescado no vale nada, gracias a un mercado liberalizado que beneficia a los que ya antes se habían beneficiado acumulando suficiente riqueza para imponer sus precios. No pesca más porque los bancos de pesca que antaño le daban abundantes capturas ahora están esquilamados y ya no merece la pena pescar. No pesca porque los gastos empleados en combustible y en las piezas para reparaciones del barco son muy elevados porque el precio del primero lo impone el Imperio y las segundas hay que importarlas también de las factorías imperiales...

Lo que dices del pescador que debe contar con un excedente de trabajo para asegurarse el bienestar durante los días sin ingresos, o incluso para estar preparado para posibles desgracias, está muy bien, pero creo que no lo puede hacer por lo que ya te he dicho. Me parece cruel culpar de no haberse abastecido en prevención de catástrofes al que ni siquiera puede abastecerse a diario. Y tal vez si lo hiciera de la forma que propone el nortemericanos del cuento aseguraría su futuro próximo, pero ni mucho menos el futuro de nuestros hijos o nuestros nietos, que como consecuencia de la sobreexplotación del mar tendrán que buscarse otra fuente de alimentos.

Otro caso que se puede dar: un alto ejecutivo de una compañía canadiense hace una llamada telefónica desde una oficina de NY. Vende tres barcos congeladores y cierra una operación que dejará en dique seco a una pequeña flota que da trabajo a cientos de marineros de bajamar. A él lo ascenderán, o tal vez ingresará tanto dinero que ya no se tendrá que preocupar de trabajar más. Muchas familias, en un país del lejano y caluroso Sur, lo pasarán muy mal.

Salud, María, y besos.

PD: El humor mejora, gracias.

V dijo...

A veces me da por pensar que es algo que los del Norte, sólo hemos de aprender a palos. Y que si no llegan, nos vamos sin haber entendido realmente algo esencial que sí tienen claro los del Sur. La mayor parte de las veces por pensar que ni tan siquiera tienen algo que enseñarnos. Cosas de ese arrogante sentido nuestro del supradesarrollo vs. ése otro -nuestro también- del subdesarrollo.

Me parece de lo más triste. Para todos.

Será que ando desencantada. O no.

Muchos besitos, Aus.

Malo Malísimo dijo...

Me gustan tus bichitos playeros y el texto. Me encantan los textos circulares.

El problema es que esa mentalidad idiota es la imperante y no se dan cuenta de que así no vamos a ningún lado.

María dijo...

Tenéis razón, AUS.

Tenemos que aprender mucho, todos, de todos y mucho que arreglar, entre todos...

DEBERÍAMOS USAR MUCHO PROTECTOR SOLAR, ES PELÍN LARGO , PERO CREO QUE MERECE LA PENA, ADEMÁS TE ALEGRARÁ OTRO POCO, VERÉIS

Muchos besos.

aus dijo...

Vero, el Sur tiene algo que enseñarnos, pero no nos lo enseña a palos. En cambio, el Norte no hace más que repartir palos al Sur. Eso sí, los palos que da el Norte siempre han sido propinados con ese discreto encanto, ese paternalismo tierno que tiene todo lo que hace la bella y entrañable burguesía, esa burguesía metropolitana occidental que se cree centro del Universo.

Besos, Verito.

Cierto, Malo, un relato circular que describe un círculo vicioso.

Me alegro de que te guste. Nos hace reflexionar sobre la utilidad y necesidad del trabajo. El trabajo no debe faltarle a nadie, pero tampoco a nadie le debe sobrar (en el sentido de que le suponga una carga insoportable).

A los 65 tacos ya merece uno juvilarse, no crees? Generalmente a esa edad ya nos han exprimido bastante.

Salud, Malo.

Hay mucho por arreglar, María, pero dudo que nada se arregle usando mucho protector solar, la verdad. ¿Te imaginas a un pescador que trabaja para una factoría neoyorquina en un barco de los que están séis meses sin tocar puerto dándose protector solar? Ni de broma; lo más probable es que se dé lociones de wisky por dentro y por fuera para curtirse un poco, pero nada más. El consejo de la canción sólo sirve para algunos. El rítmo sí alegra.

Besos, María.

V dijo...

No me refería a palos que vienen del Sur (?), Aus, sino a que si a los del Norte muchas veces, no es la vida en sí la que los da, nunca aprenden a apreciar aquello a lo que alude tu post. A disfrutar de lo bueno, de lo realmente bueno de la vida, si ello supone tener menos riqueza -material-.
Observar con interés o un buen palo de la indiferente, es lo único que realmente te hace valorar esas cosas. Así lo pienso yo.

Besos, Ausito XD

p.s. joé, vengo de un concierto muy... singular XD!! y llevo puesto el reprís -a ver quien se duerme ahora...-... así que te dejo una canción que me vino a la cabeza esta tarde pensando en algo -no del grupo que vi, pero también son de por aquí- y a ver si así lo bajo un poco o algo o_O!! El mensaje es muy chulo, y el montaje, también. Tal vez te guste :) Buen finde.

V dijo...

Matizo: *el suficiente interés ;-)

Manuel Muñoz López dijo...

aus me esta entrado un suenñecito de aquella manera maria ¡como sois las tauros

aus dijo...

Vero, te había entendido a la primera, sólo quería subrayar que no es lo mismo recibir los palos de la indiferente, como tú llamas a la Vida, que recibirlos de la parte de la humanidad que tiene el poder y lo usa dando palos (postcolonización, control geoestratégico, invasiones, necropolítica) para imponerse a la que no lo tiene.

Gracias por la canción, es chula. Besos.

Manué, eso es que no habías rematado bien la faena. Aprovecha que todavía están las ovejas en el redil.

Salud.

Manuel Muñoz López dijo...

porverano y el taconasso de la maricona que. a y la foto, que porverano. saludos anoche me caí de la moto como una ostia de cunfu nada grave

aus dijo...

Manolo, supongo que habrás querido enviar un telegrama al cabaret Voltaire (donde quedan algunos epígonos del dadaísmo en plan turístico y tal) para avisar de tu accidente, pero el mensaje ha llegado aquí en forma de comentario. No sé, si quieres lo reenvío al cabaret, puede que llegue a tiempo.

Por cierto, que sea leve.

Saluz.

ATB dijo...

Lo del decrecimiento me resulta verdaderamente seductor por la solidez de su base filosófica e ideológica. Un nuevo frente al capitalismo rampante y asesino.

Me atrevería a considerarlo la nueva utopía de la izquierda. La nueva locomotora. Une herramienta de igualdad, justicia global y progreso real que tarde o temprano deberemos considerar muy seriamente.

Salud

aus dijo...

Es cierto, ATB, parece ser que desde la crisis energética de los años 70 las teorías que apuntan a la necesidad de frenar el crecimiento de los paises desarrollados e hiperdesarrollados se han incorporado al ideario más progresista. Si no el decrecimiento, al menos el crecimiento sostenible sí parece asumible por algunos de los políticos en el poder, aunque de momento no se muestren muy firmes en su defensa (caso de ZP desdiciéndose a la hora de apoyar la refinería de Tierra de Barros).

Los principios que nombras -igualdad, justicia global y progreso real- me parecen buenas bases para construir un mundo válido para todos en el que no primen los intereses nacionales y de clase de los favorecidos sobre los demás.

Salud, ATB. (Estoy atento y expectante ante la llegada de los nuevos vinos que se han de escanciar en tu taberna...)

Manuel Muñoz López dijo...

lo de el "taconasso de la maricona" es la jugada de guti con gol de Bencema. la foto; la foto que te mandé. la caida de la moto eso una caída (refran motero: todo el que monta en moto besa el suelo.)

aus dijo...

Anda, al final todo tenía sentido. Si es que eres un dadaísta puro, Manolo (y además acuario).

Taconasso el del niño hace dos domingos, la foto, impagable, y de lo otro, lo dicho, que sea leve.

Salú.

María dijo...

Pero AUUUUS ¿Dónde andas metido?

¡¡Tanto te hemos cansado, que has huido!! ;-)

Bueno, espero que te hayas ido a los carnavales de Cádiz o algo así y estés disfrutando mucho. Pero... ¡¡Regresa, por fa!! Entre tanto, tranquilo cuidamos de tus pequeñines.

Hasta la vuelta, muchos besos.

RMC dijo...

Excelente texto un placer leerte.
feliz san Valentin,
un abrazo.

aus dijo...

Aquí estoy de nuevo. He estado engripao, pero ya pasó. Gracias, María.

Besos.

RMC: me alegro de que te haya parecido excelente el texto. No es mío. Y los dibujos, ¿los has visto?

Salud.

María dijo...

jaja AUS,
eres increíble, debías pegarle tu contestación en su blog. ;-)


besos y buen día.

Lázaro dijo...

Hola Aus, cómo te va? Listo este americano, eh? Bonita historia, como siempre. Un saludo muy cordial.

aus dijo...

María, no me atrevería yo a tanto. Sólo pretendía responder con cierta cortesía a un elogio que posiblemente iba dirigido a otro. A cada uno lo suyo.

Besos.

Lázaro, no me parece a mí tan listo el americano del cuento. Más bien, un iluso. Trabajando nadie se ha hecho rico, dicen en mi pueblo, y no creo que, dadas las condiciones impuestas por el capitalismo depredador que domina el mundo, un pobre pescador mejicano pueda montar una empresa próspera a base de echarle horas a la mar. Esa es la maldita gracia que tiene el cuento ¿no?

Me va bien, voy tirando. Hace tiempo que no sé de tu pequeño Fernando, ¿vuelve a la batalla? Supongo que no habrá ya quien lo pare.

Saludos de mi parte.

Lázaro dijo...

Aus, opino como tú, lo de listo debería haberlo entrecomillado; evidentemente, el héroe de la historia es el pescador mejicano, que, a fin de cuentas, consigue lo que el americano persigue, pero de forma natural, sin tanto esfuerzo y sin explotar a nadie.

En cuanto a Fernando, te diré que hace días que no sale del "semáforo rojo", aquél en el que el profesor ubica a los "macarras" de la clase.Le cuesta sus buenos "dibujos animados", pero él es un transgresor de normas nato. Así que en esto, también estás en lo cierto: ya no hay quien le pare.
Un abrazo.

aus dijo...

Se entendía sin necesidad de comillas, Lázaro. El americano propone un imposible para llegar a conseguir aquello que el mejicano tiene ya en sus manos, una vida plena.

Lo de Fernando no me sorprende. Soy padre y mi profesión es la de profesor, así que estoy bastante familiarizado con los pequeños transgresores de normas. Sólo aprenden a acatar algunas cuando adquieren la madurez necesaria para imponérselas ellos mismos. Es cuestión de tiempo y perseverancia, creo yo.

Saludos.

GINEBRA dijo...

Sabia forma de vivir la del mexicano, me encantó el fragmento que pusiste y también el dibujo, Aus. Besos

aus dijo...

Así es (somos) la gente del sur, Ginebra.

Me alegro de que te haya gustado.

Besos.