martes, 1 de diciembre de 2009

Escena de la corte.

Menuda escena tenemos aquí. El bufón, el santón y el bribón . Este último, con su carita de pánfilo y su estar aquí como si no estuviera, está consiguiendo forrar su capa de armiño con mucho parné.





¿Qué hará subido en esa silla que ni siquiera es un trono en condiciones? ¿Quién lo puso ahí? ¿Pero no sabe este tipo que sólo a los papas les están permitidos los tres anillos que lleva en esa corona de papel maché? Puede que en el fondo sólo sea un impostor. Anda, chavalote, bájate ya de ahí.

16 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Bonjourrrrrrrrrrrrrr
Es evidente que no es su sitio. Se le ve forzado, y esa incomodidad interior la manifiesta con una postura forzada. No se le ve natural. Eso suele pasarnos cuando nos metemos a hacer cosas que no nos corresponden, que nos quedan grandes...
Sin embargo, al bufón se le ve más en su papel. No porque lo demuestre en la expresión, que parece un poco cabreao, sino porque le traje le sienta como un guante.
Yo me veo en el papel del santurrón. Por lo de levitar y eso.... :D:D:D:D:D

Un beso, Aussss

Iris dijo...

Pues yo tampoco tenía idea que sólo a los papas les están permitidos los tres anillos en la corona, más aún, ni siquiera sabía que llevaban corona!!!!!!

Creo que soy igual o más despistada que él. Me da pena, se le ve más aburrido que un caballo en un balcón; creo que ni el bufón ni el santo están desempeñando su rol eficazmente.

Un beso multicolor

Anónimo dijo...

Aunque siga siendo anónimo, sigo siendo La Repú. Es cierto que hay quien le sienta el poder, digamos, como natural, como si toda la vida ha estado entrenando ese rol y cuando le toca, parece que borda el papel.

Pero también hay, que por muchas joyas, coronas, inclinaciones y reverencias, el entrenamiento no le sienta bien.
http://www.google.es/imgres?imgurl=http://tkfiles.storage.live.com/y1pPbgr7eX8gpbCspMfZjubF8h2k51L5Cb1R6xWVl4gD_gGbH3nKQuDcw&imgrefurl=http://repesmirna.spaces.live.com/Blog/cns!785B897507556D12!2989.entry&h=400&w=472&sz=23&tbnid=FYXmAO7vA20fBM:&tbnh=109&tbnw=129&prev=/images%3Fq%3Dretrato%2Bde%2Bla%2Bfamila%2Breal%2Bespa%25C3%25B1ola%2Bcarlos%2BIV&hl=es&usg=__dTzxp70FIyVZlSCWIGCrcpRkuPE=&ei=-vIUS5rQJKa7jAeF_NmDBg&sa=X&oi=image_result&resnum=1&ct=image&ved=0CAkQ9QEwAA

aus dijo...

Claro, Dalila, tú como vives cerca de la corte enseguida te metes en el papel :D Yo siempre he sido de espíritu periférico y me he mantenido alejado de ella. No me atrae. Pero como la periferia mejora(en muchos sentidos y a pesar de los impedimentos) esos centros de poder que un día fueron ostentados por reyes y cortesanos cada vez hacen menos falta, por lo que no noto la carencia.
Muchos besos, Dali.

Es cierto, Iris, los reyes y los papas pueden llevar una o varias coronas, como los puros habanos. Así siempre se sabe por dónde hay que encenderlos.

Yo creo que la cara de fastidio se debe a que mientras posa para el dibujo no está de juerga, que es lo suyo según cuentan en los mentideros de la corte.
Besos, Iris.

La Repú, menudo personaje nos has traído. Carlos IV fue nefasto. Uno más en la dinastía de los bribones. No me extraña que Goya después de pintar estos cuadros de la corte española viera monstruos y tuviera que plasmarlos en tétricos grabados.
Salud.

V dijo...

Pues yo veo que la corona del de la silla, equiparable a la aureola del santito y al sombrero del bufón, fíjate. La misma cosa. La misma la misma. Y bajo ellas, lo mismo también. Tres bichipenes amargaos de la vida. Pobres -a mí es que no dejan de darme penita :(-.

Un besito, Aus! :)

Novicia Dalila dijo...

Aussss,
Vivo en Vallekas city, ciudad sin ley... Si eso no es ser bastante periférico, que venga dios y lo vea....
(Aunque lo de ser cortesana... mmmm, creo que de haber nacido en aquella época, esa hubiera sido mi ocupación :P:P)

Un beso y buenos días de miercoles.

María dijo...

A ver AUS,
por ser tú y porque hoy es miércoles y porque...
Para que nos vamos a engañar...¡¡Me encanta!!

Aquí tienes, mi versión surrealista de tus dibujos...

Yo veo,
a una mamá gruñona, mandona, amargada y que además pone cara de mártir, después de dejarse caer de mala manera sobre la silla, Quejándose lastimosamente... Por la durísima vida que lleva, lo incomprendida que es y porque su vecina Mari Juli, se ha comprado el mismo sombrerito de "CoCo Mantel", que lleva sobre la cabeza...

En el suelo, el bebé llorando, con una perreta de miedo, al que nadie le hace ni caso. Le han dejado ahí con el gorrito de bufón, hace dos horas...

Al fondo, el santo y sufridor marido, que viendo el mal genio de su esposa y presintiendo la que le espera, piensa...¡¡Oh, Dios mío dame paciencia para soportar la cruz que me ha caído con esta mujer!!

Bueno, por hoy ya vale ¿verdad?
Otro día te doy, la versión seria...

Muchos besos, AUS. ;-)

Manuel Muñoz López dijo...

Bichipene y rey (pensativo)Rey y bichipene uuuuuuuu (estirandose en la silla que ni siquiera es un trono)por favor me las podeis poner como a Felipe II.

aus dijo...

Es cierto, Vero. ¿No fue Jesucristo el que dijo aquello de "por sus tocados los conoceréis"? No sé, sería otro, pero JC dijo algo parecido, estoy seguro.
Besos, Vero.

Dalila, ¿entonces en Vallecas no hay Corte? Pues es un error, porque es allí donde debería estar, cerquita del pueblo que se levanta todos los días a currar.

De cortesana no, yo te veo a ti de reina o como poco de dama de honor ;P
Oye, una pregunta, ¿por qué los cortesanos tenían la fama de hombres serios e influyentes y sin embargo las cortesanas, tan influyentes como ellos o más, tenían fama de ser perversas mujeres? Cosas de la historia machista, supongo.
Besos, Dalila.

María, esta vez te has pasao :D :D No vale meter personajes que no salen en el dibujo: ¿la Mari Juli esa de dónde la has sacado?

Me apiado y compadezco de todo corazón a ese marido que levita. Entre la Mari Juli y su apoltronada esposa al hombre le va a costar trabajo tocar el suelo. Qué cruz, qué cruz.
Besos, María.

Manolo, a mí los bichipenes estos me dan la impresión de estar un poco arrugados. No sé si cuando se estiren tendrán mejor pinta, pero lo que es ahora...

Felipe II era ese rey que hacía charcas en Aranjuez para la práctica de la cetrería ¿no? ¡Lo sabía! Después de todo, los Austrias eran otra cosa. Lo mejor que tienen es que hace dos siglos que no nos gobiernan.
Salud, Manuel, a ti y a tod@s.

Malo Malísimo dijo...

Vamos a ver, vamos a ver, yo creía que había quedado meridianamente claro que no valía tomar según que sustancias a la hora de escribir un post. AUS, AUS, que tu y yo sabemos que sólo el PAPA y Suleimán el Magnífico, han portado sobre su testud una triada, y de los dos, el único que se lo merecía era el turco. Si el Bichipene se ha ido con su hijito al Magdonal y se ha pasado con los magnuges, no nos vengas a contar historias, que se tome un buen trago de bicarbonato y se joda.

María dijo...

¡¡De verdad que últimamente, me vais a volver loca entre todos!!

Es que no hay manera de dar gusto a nadie aquí.
La última vez, me reprochaste, eso sí, amablemente, como es tu costumbre, que no dejara corretear a mi imaginación.

Ahora, que la dejo, me dices que me paso.
Mari Juli, no existe, ni en tu historia ni en la mía.
Es "solo la causa" del enfado de esta esposa amargada e insatisfecha que veo en tu dibujo.

Me da la risa, porque me está ocurriendo lo mismo, con el blog. Con al nueva entrada (que no has visto por cierto :) Unos me llegan y me dicen que han vuelto, porque lo del barco les aburría un poco.
Otros, que en esta entrada me he pasado de relista.
Otros que si tengo exceso de azúcar y ya, sólo me falta, los que me vean el colesterol elevado...ja,ja,ja.

Si tu monarca absoluto, está triste porque le están dando estopa los que no lo quieren, que se de cuenta, que nunca lo van a querer todo...
La vida es así de dura.

Si el pequeño bufón es el principito, que ve a papá triste y piensa ¡¡Ay Dios, que a mi tampoco me van a querer!! ¡¡Que se prepare, es cierto, muchos no lo van a querer!! Y el Santón, pues la verdad es que no sé muy bien quien es...¿Los cortesanos pelotilleros quizá? :))

Bueno, tú dirás esta vez, si me he pasado...
Ya te lo digo, yo...
¡¡Claro, es que yo siempre me paso!! ;-)
Lo siento, es mi naturaleza...
Y contra ella no puedo hacer nada.
Sólo disculparme...

Como MALO..¡¡Tú mira que rotundidad!! ja,ja,ja
Así, cada uno, somos como somos...
Y en realidad, creo que es lo mejor de esta historia ¿No crees? ;-)

Muchos besos y feliz día.

aus dijo...

Joé, Malo, deséales el peor suplicio que se te ocurra, que se indigesten en una de sus comilonas, que tengan que verse mezclados para siempre con el pueblo llano, que tengan que devolver hasta el último duro de lo que han robado o incluso que una guillotina les sesgue la cabeza (¿el prepucio?); pero no los mandes al Mardonal, no caigas en tan premeditada e inhumana crueldad.

Saludos, y reza 20 avemarías de penitencia, sólo por haberlo insinuado.

María, por mis churumbeles que no te he querido mosquear. Ya has visto los emoticones y todo. No hay mejor prueba en la blogsfera que esa.

Ay, tu imaginación corretera, que un día te ha de perder… A ver si me presentas a la Marijuli, la del Cocó Mantel, que me tiene intrigado con esos modelitos que tanta envidia dan. Garbo es lo que hay que tener, y la que no pueda que no se los ponga. Aunque sean sombreros, que lo que todos miran es lo que se contonea debajo...

No sabía que quieren arreglarte el jardín. Qué suerte, después de todo siempre hay faena que hacer. Cada uno puede encargarse de un trocito; ya verás qué bien te lo van a dejar. Aunque luego no lo conozca ni la madre que lo parió, como diría el Guerra.

No me extrañaría que el santón ese sea el que le ha regalado el gorrito a la Marijuli. Ya sabes que los grandes prelados de la Corte saben elegir. Reparten sus bendiciones a su alrededor y sus favores a sus amigas. Luego andan extasiados, meditando sobre el bien y el mal. Y es que la Marijuli levanta pasiones, oye…

En fin, te mando más emoticones para que no me tomes todo esto a mal: :D:D:D y :P:P:P ¿Quedo excusado?

Besitos, María, que no falte esa risa que de vez en cuando no puedes evitar.

Malo Malísimo dijo...

Mea culpa est. Acepto humilde la penitencia por ser tan malévolo. Y prometo no volver a pensar tal castigo para nadie.

ATB dijo...

Pues yo nada más que veo mala conciencia.

Un reyezuelo barato de los muchos que hay.

¡Qué no habrá recalificado ese!

Salud

Novicia Dalila dijo...

Aussssss, aquí tenemos la asamblea de la CAM (muy cerca de mi casa y justo donde estalló la segunda bomba aquel 11M) y todavía no sé qué les impulsó a construir el edificio aquí. Fijo que algún interés no confesable hay...
Ese machismo en el lenguaje (cortesano/a) es muy habitual (circula por ahí un mail donde aparecían muchos términos igual: en el género femenino eran peyorativos y en el masculino todo lo contrario). De todas formas, estoy convencidísima de que la vida de las cortesanas (esas perversas mujeres) era infinitamente más divertida que la de sus colegas machos.

Mancantao lo de reina Ausss. Gracias.
Muchos besos. Pero muchos eh????

aus dijo...

Ego te absovo a peccatis tui, Malo. En inglés, no problem. En español, a juir que es gerundio (aunque no lo sea). In nomine pater, etc.

Después de la penitencia puedes tomarte unas cañas, pero no antes de comulgar, ya sabes.

No hay tantos, ATB, yo creo que no hay tantos. Cada vez son menos. La sangre azul escasea. Muchos de esos reyezuelos son de otra alcurnia. Una nobleza procedente del poder económico (y del consiguiente latrocinio), no de lazos de sangre ni de instituciones instauradas por Dios como las antiguas realezas.

Dalila, Supongo que la CAM es Caja Madrid, no es eso? Bancos y cajas que no falten. Antes en los barrios se abrían parroquias, ahora sucursales bancarias. Vamos prosperando.

Me gustan las antiguas cortesanas que envenenaban a sus maridos, que eran unos prendas.

Vuesa Majestad conserve la corona muchos años. Besines como los da Vero.

Me voy a Extremadura a ver a mis padres. ¡Hurra!

Salud a tod@s.