domingo, 27 de septiembre de 2009

Unidad de destino.

¿Qué hacen estos dos?





Ambos colaboran en el mantenimiento de un orden. Si se les pregunta, el de arriba dirá que acata órdenes; el de abajo dirá que gracias a él se cumplen las órdenes.

Ambos mantienen un equilibrio de fuerzas. El de arriba controla el equilibrio, maneja los contrapesos. El de abajo tan sólo aguanta el peso.

Ambos participan en un proyecto de reeducación. El de arriba enseña al de abajo cómo debe mantener su puesto. El de abajo aprende cuál es su puesto.

Ambos encarnan una unidad de destino. El de arriba ha logrado encontrar un destino común. El de abajo debe conformarse con ese destino común.

Ambos…

18 comentarios:

V dijo...

Ambos están jodidos. Ser el de arriba no debe ser agradable si te importa el de abajo. Pero claro, ser el de abajo no debe serlo más (agradable, digo) desde luego.

Y encima ahí en la penumbra.

¿Si estuviesen abrazados y sonrientes no estarían también manteniendo un orden?

(

aus dijo...

Sí, seguirían un orden amable, sin reglas impuestas desde arriba, sin órdenes arbitrarias.

En muchos casos se apela al orden cuando se quieren imponer normas represivas. Ejemplo: Honduras (toque de queda, detenciones, muertos para que todo el mundo acate la Constitución. Y si la gente no la quiere, ¿no llevaría a un orden más lógico cambiar la Constitución?)

Salú, Vero, y bonjour.

Mery Larrinua dijo...

ja! me gusto esto.
besitos mery

V dijo...

Hace unos días hablaba con un amigo sobre las diferencias N-S, y el me dijo, que por el mero hecho de haber nacido aquí, ya éramos culpables de esas diferencias. Aunque no lo hubiésemos elegido. Igual que ellos sufren lo suyo, que en realidad es lo nuestr, sin haberlo escogido tampoco.
Me he acordado de eso al escribir el comentario y mientras leía (otro parecido más de tus bichines humanoides sin brazos) Ellos igual que (la mayoría de nosotros (digo la mayoría porque está más que claro que hay a quien se la pela un montón), o nosotros igual que ellos, todos somos... unidades de destino. Y yo no puedo evitar verlos tristes a todos, cuando pienso que en el fondo, no tendría por qué.

( ( (

Besitos, aus.

Malo Malísimo dijo...

¿Por qué? ¿por qué no al revés? o mejor aún ¿por qué no iguales?

aus dijo...

Gracias, Mery. En el próximo post habrá un cambio de estilo, ya verás... Espero que te guste también.

Besos aus.

Vero, la forma en que todos participamos de esa división N-S es lo suficientemente sutil (y está tan bien planificada) como para que sólo se enteren los que se quieren enterar.

Fueron los nietos de la Alemania nazi quienes se sintieron culpables por los crímenes cometidos por sus abuelos. Y los hijos de los blancos sudafricanos, por los cometidos por sus padres. Tiene que desaparecer la causa de la culpa (a nosotros nos toca hacerla desaparecer) para que aparezca la culpa.

Muchos besos, Vero. Suerte con tu nuevo trabajo.

Malo: es cierto que pese a ser iguales, mantener una determinada posición establece importantes diferencias.

Saludos, y buenas noches a tod@s.

V dijo...

Pues yo ya me siento culpable, y está bastante lejos de desaparecer me temo. Lo mismo soy la única, aunque no lo creo.

Gracias por lo del curro, a ver qué tal.

Besitos.

Novicia Dalila dijo...

No me gustaría estar en el lugar de ninguno de ellos.
En el de abajo porque mi naturaleza no me deja dejarme pisotear más que lo inevitable. Y la misma naturaleza no me permite pisotear al prójimo.
Por desgracia, casi todos tenemos que pasar en nuestra vida por el "piso de abajo".. Aunque la pasta es decisiva en estos casos, creo que es más bien una actitud estar arriba o abajo. Hay gente que es pobre y avasalla y hay ricos con tendencia a dejarse pisar. Puede que sea por inseguridad.
En cualquier caso, al muñequito de arriba se le ve orgulloso de sí mismo y al de abajo muy muy jodido.

Un beso y feliz semana, Ausss (K)(K)

María dijo...

Veo que todos veis la opresión y el abuso que ejerce el de arriba sobre el de abajo...
Caso de que sea así ¿Cómo pueden existir órdenes que obliguen a maltratar de esas manera a los demás?

También existe la objeción de conciencia...

¿O es que no se ve y fuera del dibujo, hay un bárbaro apuntando al de arriba para que haga el cafre?

Bueno, yo AUS, para no dejar apolillarse a mi imaginación te diré, que te has confundido ;-)
En realidad, lo que les ocurre a tus muñequitos, es que el de abajo tiene ciática y el de arriba le está dando un masaje con los piés...ja,ja,ja

No, mejor... Estoy pensando que el de abajo, se ha atragantado con una manzana y el de arriba, que es un poco bruto, intenta que expulse el pedazo.

Por hoy, te dejo en paz.

Muchos besos

P.D. Estoy deseando ver esa colaboración entre tú y Vero del dibujo de la camiseta... ¡¡ale artistas, sorprendernos !!

aus dijo...

Vero: puede que tu sentimiento de culpabilidad se deba al grado de consciencia y compromiso con la realidad al que tú has llegado. No es muy común, desde luego; nuestra sociedad (la sociedad del Norte rico) sigue apoyando opciones políticas que mantienen (o perfeccionan) las relaciones de dominio ya existentes. Cuando los más conscientes seamos mayoría, el sentimiento de culpa no permitirá la continuidad de ese orden. O puede que la sociedad de los dominados (el Sur pobre) se rebele antes.
Esto tal vez sean conjeturas, pero, de una manera o de otra, el movimiento de emancipación existe y avanza.

Dalila: yo creo que la incómoda posición que tiene el de abajo es consecuencia de una imposición, no de una elección. Una imposición del que está arriba, claro. Tal vez algunos ricos se dejen pisar porque los pisotones no les hacen mucho daño, pero nunca llegarán a estar en la situación de los de “abajo”.

En algunos casos es posible que el que antes estuvo abajo ascienda a la posición de arriba. Esta posibilidad de ascenso social, más bien excepcional y siempre complicada, es sólo una pequeña puerta falsa al paraíso de los ricos, que crea cierta ilusión de libertad.

María: Esas órdenes para imponer el dominio de unos sobre otros no encuentran la resistencia que cabría esperar en aquellos que las ejecutan. Al contrario, siempre hay colaboradores dispuestos. El que ejecuta la orden también se beneficia de ella. Por su parte, los que dictan las órdenes se justifican con distintas coartadas: se busca un enemigo común, se propaga el miedo, se invocan los viejos valores (amenazados por nuevos peligros).

Ya le gustaría al pobrecito del dibujo que le estuvieran dando un masaje tailandés...

Besos, besos, besos.

Novicia Dalila dijo...

Si uno de "abajo" llega a subir, podría ser por dos razones, y dependiendo de la "razón", su comportamiento será de una manera o de otra:

1) Ascensión por méritos propios (nada que ver con la religión). Una persona que se lo curra, que sabe invertir su dinero y le sonríe la suerte, llegará arriba y es muy posible que nunca olvide de donde procede. Su comportamiento no será avasallar, sino ayudar, colaborar, enseñar.

2) El que sube porque se lo regalan, lo hereda, lo roba: Será siempre un pisoteador compulsivo. No conoce otra forma de subir.

Soy un hacha resumiendo eh??? :P:P

Un beso y buenos días de martes, Sr. Aussss. A sus pies :P:P

aus dijo...

Estoy de acuerdo en tu apreciación del segundo caso. En el caso del que escala desde muy abajo... creo que lo que imprime carácter es la posisción en la que se encuentra uno, no de qué forma o en qué circunstancias se ha conseguido llegar hasta esa posición. El que por una u otra razón accede al paraiso de los ricos actúa como uno de ellos. Habría que decir en qué consiste ser rico y cómo actúan los ricos. A mi entender, ricos son los que acaparan capital y poder y todo lo que puede conseguirse con ambas cosas. Como comentaba Vero, creo que ricos, en cierta medida, somos todos los que pertenecemos al conjunto de países del Norte opulento. En algún momento fuimos pobres y necesitados. Ahora nos situamos al lado de los poderosos. Apoyamos la ampliación del programa militar de EEUU en Suramérica antes que las reformas económicas de Chávez, por ejemplo. Ignoramos a los saharauis, apoyamos la dictadura guineana, cerramos nuestras fronteras, hipotecamos a los paises pobres... Pronto seremos tan majos como los ingleses, los alemanes o los nortemericanos y disfrutaremos de un trozo de tarta tan grande como los suyos. Como somos ricos, ese es nuestro objetivo.

Besos. A tus pinreles, también :P

Lázaro dijo...

Todavía sigo padeciendo la penosa conexión del hospital, pero ya nos queda menos, Fernando está dando sus primeros pasos hacia la libertad. Al de abajo hay que decirle que, por jodido que se esté, hay que hacer todo lo posible por seguir dando guerra, que nunca se sabe. Si no, que se lo pregunten a mi Fer.
Aus, besos repartidos. Recibe mi más cordial abrazo.

aus dijo...

Magníficas noticias y buen consejo, Lázaro.

Abrazos para ti y para los tuyos.

María dijo...

Yo también me alegro un montón , Lázaro.
¡¡Animo y muchos besos para Fer!!

Mira AUS,
Es verdad que a veces, los pisoteadores, no ofrecen resistencia frente a esas órdenes tan injustas porque a lo mejor comulgan con ellas. Pero quiero pensar, que en la mayoría de las ocasiones es por ignorancia o mera cobardía.

Y a los supuestos que plantea Novi, para pasar de abajo a arriba, y una vez allí como reaccionan, yo sumaría un tercero.
Que sería un híbrido de los dos que menciona.

El que se lo curra, a base de aguantar y en cierto modo besar el c... Estos sufren para medrar, no se lo regalan, pero tristemente cuando llegan, son tan tiranos o más que los que les auparon o dejaron crecer, trepas que se dice.

Muchos besos para todos.

P.D. Por cierto, que no te lo dije, me encantó tu poema otoñal ;-)

aus dijo...

Esos son los peores, María. Renegados de su condición originaria, acaban convertidos en auténticos déspotas. He conocido algno en su fase de ascenso y me ha resultado insufrible. Que se los lleve el diablo.

Me alegro de que te gustara el poema. Ya pondré alguno más del fantástico cronista Fernando Quiñones. Creo que nació en Chiclana, o en San Fernando, ahora no recuerdo bien. Llevaba la Bahía (y no sólo sus vinos) en las venas. Era amigo del jerezano Caballero Bonal y tan buen poeta y novelista como él.

Muchos besos, María.

Voy a tu blog, que me he dado cuenta de que tienes nueva entrada!

V dijo...

Ya que te gustaron, esta es para ti, a ver si te gusta ;-)

Besines, simpático :D

aus dijo...

Gracias, Vero. Me ha gustado mucho la canción de Beirut. Me gustan los grupos con sección de vientos; tienen un aire entreverado entre banda callejera y orquesta.

Ya he colgado el post donde aparece la engañosa interpretación que yo le di a tu dibujo de la camiseta que le regalaste a María. No sé si tendrá algún interés, aparte de la procedencia de la fuente de inspiración, pero a mí me hacen gracia. Si te apetece ponerle colores, puedes bajarlos directamente o bien yo te los envío por correo (Dalila puede hacernos el favor de proporcionarte mi dirección). Luego me lo devuelves y yo sustituyo en el post el dibujo por la pintura. Puedes emplear el fotosoph, con las herramientas de pincel o lápiz, ajustando bien el grado de transparencia para que quede como una acuarela a una témpera. Si tienes tableta gráfica es muy fácil. También puedes imprimirlo y trabajarlo en el papel que quieras. No te cortes, hagas lo que hagas lo mejorarás: ten en cuenta que estarás colaborando en una copia (o falsificación, jeje) de tu propio original :D:D

Besos.