sábado, 18 de septiembre de 2010

Huelga de bichipenes

Me pasaron unas fotocopias para que les echara un vistazo. Las guardé en una carpeta. Me las llevé a casa con el ánimo de ojearlas al día siguiente.

Pero cuando volví a abrir la carpeta, las fotocopias estaban pintarrajeadas. Cómo no, entre los garabatos había varios bichipenes, de esta guisa:



Ni idea de qué pintan los bichipenes aquí. Se apiñan en torno a la cabecera de la fotocopia. Incluso uno parece haber metido su cabeza en el ojal de una letra.

No me lo explico, No sé en qué puede afectarles a ellos el asunto de la huelga general.

Y ahora, ¿qué puedo hacer? ¿Cómo voy a devolver las fotocopias así?

32 comentarios:

GINEBRA dijo...

Pues si esos bichipenes (los mismos que hacían esos "pasatiempos" tan interesantes) deciden hacer Huelga General, es que debe haber motivos más que suficientes para ello, yo creo que deberías coger todas esas fotocopias (ahora ya son pasquines sindicalistas:))) te me lanzas a la calle, los repartes y, por supuesto, acompañas a estos bichipenes tan simpáticos e inteligentes a la manifestación el día 29:)))

Aus, ese dibujo te lo hubiese fichado cualquiera de los dos sindicatos que convocan la huelga para su cartel propagandístico, está pero que muy bien!!!

Malo Malísimo dijo...

¿Y Yo que hago?...¡joder que complicación....

Tal vez, quizás...a ellos les afecte en que culpan al autor (dibujante) de que una vez tuvieron brazos...

Novicia Dalila dijo...

No se les ve contentos, Aussss.
Supongo que reflejan el sentir de todo el país.
Al menos se han vestido con colores alegres... debe ser para compensar la tristeza de su expresión.

Un beso, Ausss.

Hitos dijo...

Están reivindicando sus limitaciones físicas. HUELGA DE BRAZOS CAÍDOS. Te quieren decir algo Aus¿no será un? NO TENEMOS BRAAAAAAAAAAAZOS. Como ves soy de conclusiones simples.

Besos aversiacierto

aus dijo...

No es mala idea, Ginebra. El día 29 me los llevo de paseo, que toda ayuda va a ser poca. Motivos no les han de faltar, pues que yo sepa no son amigos de la CEOE ni tienen interés alguno en la política antisocial que nos quieren implantar.

El texto pertenece a la propaganda de CCOO. Para el que lo quiera imprimir, bichipenes incluidos, ahí está.

Besos, Gin.

Malo, creo que una rectificación del gobierno puede ayudar al PSOE a conservar su electorado. Para aplicar medidas neoliberales son mejores los del PP, de manera que si se da la sensación de que la política antisocial que se está llevando a cabo es la única posible, se puede facilitar el trasvase de votos al PP. Creo que al fin y al cabo una huelga exitosa iría en contra de la política actual, pero abriría nuevas posibilidades estratégicas al PSOE, que tendría la posibilidad de marcar diferencias con el PP.

Saludos, Malo.

Tienes razón, Dali, la cosa se pone cada vez más seria. Yo creo que los colores alegres se deben a que queda la esperanza de que la situación cambie, en el sentido de que el sacrificio no recaiga exclusivamente sobre los que ya de por sí más apurados están, es decir sobre los trabajadores y los parados.

Besos, Dali.

Hitos, si seguimos así no va a haber quien pueda secundar la huelga: todos estarán parados, con los brazos caídos por prescripción neoliberal.

Besos, Hitos, aversiaciertas quenoestandifícil :P

V dijo...

No entiendo... la huelga es en día laborable, normal... pero cuántas personas crees que van a ir? hoy escuché en la radio que por lo visto no se espera que sea secundada por demasiadas personas, aunque cuando menos los parados debieran acudir en masa. Quienes tienen/tenemos trabajo hoy día, ¿cómo vamos a ir? ¿a riesgo de perder el empleo? En el supuesto, es algo que yo, personalmente, y muchos otros, no podemos permitirnos. No sé, es que no sé como funciona esto, la verdad, porque desde que trabajo creo que no hubo ninguna huelga (desde que trabajo y cotizo a la SS por lo menos, digo), antes ni sé :/

Besines, Aus.

María dijo...

Mi querido AUS,

hoy por ser hoy, me voy a poner seria y ni tus preciosos y llenos de colorines bichipenes, te van a librar de lo que sé, no te va a gustar nada, escuchar.

A mi esta huelga me parece una pantomima interesada de unos sindicatos que quieres lavarse la cara ante sus asociados, que han visto como les han dejado tirados, cuando tenían que dar la cara por ellos.

En lugar de eso, han estado jugando a las cartas o de cenonas en grandes hotelazos.

¿Qué quieren indicar con esta huelga? ¿qué el país está hasta las narices de tanta historia como se traen TODOS los políticos que sufrimos? ¿qué la cosa no acaba de arrancar para nadie de los que de verdad lo está pasando mal? ¿qué ya está bien de que siempre les toque pagar le pato a los mismo?

¡¡ Vale, pues vaya noticia!! ¡¡hasta mi hijo de 12 años hace, tiempo que se ha enterado de eso!!

Esta huelga, no es más que una disculpa para hacerse la foto de turno los representantes sindicales agarrados a una pancarta, que eso queda muy reivindicativo y muy chulo para la concurrencia.

Al día siguiente comenzará la guerra de porcentajes de seguimiento y...¡¡ a otra cosa mariposa !!

Algunos se quejaban hoy, de lo hipócrita que quedaba el sentido homenaje de algunos, que en vida despreciaron a LABORDETA y una vez muerto, le rinden pleitesía. Bien, a mi me parece esto aún más hipócrita, porque los convocantes de la huelga, son parte de quienes han permitido, colaborado y auspiciado, que tantísima gente esté hoy en el paro, sino por acción, por omisión. Y ahora después de casi dos años de crisis declarada, con todo el morro, pretenden salir el 29 a pasear su indignación...

Lo siento, yo a eso no voy.

Mi cara en este asunto, es como la de tus pequeñajos.


Muchos besos AUS y...
siento de veras que te haya tocado a ti, escuchar mi desahogo. Otro día te compenso :)))

aus dijo...

Vero, según yo lo veo, esto funciona de la siguiente manera: el gobierno traiciona su personalidad política y se pasa al enemigo, adoptando medidas que van en contra de gran parte de sus votantes pertenecientes a la clase trabajadora (está por determinar qué papel jugó en esto el Empeorador Obama y la derecha alemana). Los sindicatos convocan una huelga para conseguir que el gobierno no rebaje las mejoras sociales y las condiciones laborales, de por sí bastante esquilamdas después de las distintas acometidas de la economía liberal que venimos sufriendo (paradógicamente, todos admiten que son esos excesos liberales de la economía las que nos han llevado a esta situación de paro y crisis). La oposición, el gobierno y todo el poder mediático de ambos se movilizan para que la huelga fracase incluso mucho antes de que se lleve a cabo.

Los trabajadores, que de hecho se encuentran ya amenazados por la precariedad de su trabajo, y que se quieren movilizar, precisamente, para que esta precariedad no se convierta en algo crónico, se sienten presionados por la patronal, que actúa como la SS, pero la de los nazis, no la que tú nombras, amenazando más seriamente aún con el despido como represalia. Los jefes saben que el trabajo escasea, y por ahí tienen pillados a sus empleados.

Cualquier método es bueno para impedir la huelga, incluso ese. El empresario -genérico- se siente el eje de la economía y el niño bonito de un Estado que cada vez va pintando menos en todo esto. Gobernantes y patronal harán todo lo posible para que la huelga fracase, porque no conciben ni admiten que el trabajador pueda influir de forma directa en su propio destino.

Así funciona la cosa, así se va anulando el potencial de las asociaciones obreras, de las decisiones de los trabajadores, de la acción política de los ciudadanos. Así se menoscaban las garantías y derechos que algún día nos pareció haber conquistado.

Claro, que si esto no funcianase así de mal no haría falta la huelga.

Un beso desconsolado, Vero.

María, parece que últimamente el deporte de moda es el vapuleo a los sindicatos. Pero la huelga no se hace por solidaridad o para defender de esos ataques repentinos a los sindicatos. Porque no se trata de juzgar la conducta personal de los sindicalistas, ni la trayectoria del movimiento sindical, ni el valor de las instituciones obreras y sindicales. No, de lo que se trata es de utilizar el derecho a la huelga contra unas medidas que perjudican a los trabajadores, pues hacen recaer en ellos el peso de la crisis.

Muchos preferirían que no hubiese sindicatos. La asociación de la patronal les parecería acaso suficiente. Tal vez desconozcan la labor que hacen los sindicatos o tal vez no les interese que se lleve a cabo esa labor. El hecho es que cada vez que los trabajadores se movilizan para algo, arrecian las críticas contra las asociaciones obreras.

¿Es más digno aceptar que se restrinjan nuestras garantías laborales que secundar a los sindicatos, por muy en desacuerdo que hayamos estado con ellos en otras ocasiones en las que quizás echamos de menos su beligerancia, esa misma beligerancia que hoy rechazamos? ¿Deberemos dar la razón al gobierno para castigarlos? No creo que se trate de eso.

En fin, María, ya puedes ir pensando en cómo me compensarás por tu "desahogo", que yo ya lo hago por el mio...

Salú y besos.

María dijo...

No AUS, yo no los vapuleo por deporte, ni a ellos, ni a nadie. Y creo de verdad, que es necesario un movimiento sindical, pero digno y honrado. No critico a los afiliados, ni a los sindicalistas, critico a la cúpula sindical. Ni critico el derecho a huelga, critico la verdadera razón de la convocatoria de esta huelga general y su oportunidad ¿Por qué justo ahora y no antes?

Como siempre, una cosa es la cúpula sindical y otra la base. Estos, no sólo no han hecho su trabajo AUS, porque hasta la fecha no han movido ni un solo dedo en defensa de los derechos de los trabajadores, es que han chupado del bote y son tan corruptos como los políticos frente a quienes ahora convocan la huelga.

AUS, la realidad es que no han hecho huelga, cuando en plena burbuja inmobiliaria se contrataba masivamente a inmigrantes en pésimas condiciones laborales, ni cuando se produjeron los despidos masivos de las empresas con ERE, tampoco cuando se redujeron las pensiones, ni cuando se bajó el sueldo de los funcionarios. Se han callado mientras todo se iba a la porra ¿no te parece un poco tarde este despliegue, que todos sabemos no va a cambiar absolutamente nada? ¿de verdad supones que una huelga general va a hacer cambiar ahora, el rumbo al gobierno? no querido AUS, TODO SEGUIRÁ TAL CUAL.

Y si esto es así, porque tristemente es así AUS ¿cual es la verdadera función de esta huelga AUS? lo siento, única y exclusivamente “la foto de los dirigentes sindicales agarrados a una pancarta y contando cuan grande es o deja de ser , su poder de convocatoria”, para mi esta es la única finalidad de esta huelga.

Y yo, desde luego a ese juego no pienso jugar.

Está claro que la asociaciones patronales, defiende al empresario y tú les llamas nazis por hacerlo. ¿cómo calificas entonces a los dirigentes sindicales que deben defender a los obreros, cobran por ello, no trabajan en su verdadero puesto de trabajo por ello y en lugar de eso, cobran de la patronal por aceptar acuerdos nefastos para las plantillas? ¿como el que se vayan al Hilton de New York y de excursión por Texas? ¿Cómo el que se vayan TOXO, dirigente de CCOO de crucero y Paxti San Juan de UGT de cena al Bulli ? ¿Por qué hace un año reconocían que una huelga general no solucionaba nada y ahora sí?

LEE ESTO, POR FAVOR, AUS

Y ESTO OTRO Y EL VÍDEO, ES MUY CLARIFICADOR :-)

No me invento nada AUS.

Si me convences de que todo esto es falso y que estoy equivocada, te prometo que el 29 me pongo en huelga y además te pido perdón de rodillas :-)
¿te compensaría así? :-)

Muchos besos AUS.


PD
Caso contrario...
¿cómo vas a compensarme tú? :))) piensa, piensa...

aus dijo...

María, los motivos de la huelga son la pérdida de garantías laborales y el desmantelamiento del estado de bienestar, lo cual afecta gravemente a los trabajadores. Son éstos los que se movilizan, y no solo los sindicatos, son éstos los que dan ese paso arriesgado, con la idea de cambiar las ideas del gobierno y hacer que busque la salida a una crisis -que los trabajadores no han provocado- de una forma menos traumática para ellos.

Cuando los empresarios hacían el agosto, cuando la burbuja crecía y nuestras clases dirigentes se enriquecían, los trabajadores tenían que hacer horas extras, tenían que desplazarse tras su puesto de trabajo o debían cambiar frecuentemente de empresa, porque los despidos estaban a la orden del día.

Mientras el dinero corría y los banqueros y otros misántropos del mercado gastaban sumas millonarias mientras se bañaban en champán francés, los trabajadores segían aguantando las inclemencias de una economía que liberalizaba cada vez más salvajemente el mercado laboral.

Y después de todo aquello, se pretende que sean ellos, los que viven de su siempre precario puesto de trabajo, los que aguanten el palo de la vela de un barco que otros han llevado a pique por méritos propios.

Hemos vivido tiempos de corrupción institucional, conocemos a cientos de especuladores sin escrupulos que han aumentado sus capitales utilizando ardides financieros organizados desde paraísos fiscales. Hemos visto reconversiones y deslocalizaciones, hemos constatado la explotación despiadada de los inmigrantes, hemos soportado los despidos masivos, la destrucción de miles de puestos de trabajo. Pero, curiosamente, ahora sólo nos preocupa que unos dirigentes sindicales han cenado en el Bulli. Ahora sólo nos interesa indagar escrupulosamente las corruptelas de los sindicalistas, sus dejaciones, sus miserias, desmenuzadas en la prensa de los últimos días como si se tratara de un serial.

¿No podemos pensar en las reivindicaciones y en las razones para la huelga que dan los trabajadores; en la situación que los empuja a lanzarse a una huelga a pesar del coste que conlleva? ¿Son estos asuntos un bagatela para la prensa nacional en comparación con el juego que puede dar el desprestigio de algunos sindicalistas?

Un sidicalista cena en el Bulli; eso no se puede pasar por alto. No hay mejor razón para no secundar la huelga, todo lo demás nos es indiferente. Es posible que tú, yo y cualquiera podamos cenar en el Bulli, pero no importa: un liberado no tiene ese derecho.

Al sindicalista, pan y sardinas.

Anda, María, compénsame poniéndote en huelga, pero no de rodillas. Con la cabeza alta, con toda la dignidad del mundo: esa sería una buena recompensa :P:P

Muchos besos.

V dijo...

La oposición, el gobierno y todo el poder mediático de ambos se movilizan para que la huelga fracase incluso mucho antes de que se lleve a cabo.

Pues yo si que voy, porque mira...

Los jefes saben que el trabajo escasea, y por ahí tienen pillados a sus empleados.

La mía no entra en lo genérico :D así que la he convencío y ella para también -otra cosa es que acuda, que eso ya lo dudo, pero bueno- :P Eso sí, si hubiese entrado en el montón, me hubiese tocado ir a currar, ni más ni menos. Y así hay muchos, que estoy yo por ahí preguntando a toquisqui. Ejemplo: mi jefa la que no me paga.

A ver qué pasa pues... desde luego si nadie se mueve seguro que nada cambia. O lo mismo va a peor, que es lo más probable. Pero habrá que intentarlo al menos, digo yo.

Besets.

aus dijo...

Olé!!! Creo que tu jefa está haciendo méritos para merecerse a una empleada como tú.

No sé si venceremos, pero convencer, convencemos...

Hay que intentarlo, Vero. Al menos por ese día luciremos nuestro orgullo de currantes, y eso no tiene precio. Daremos el callo en esto también. Hay que intentar meterles a unos cuantos un poco de miedo en el cuerpo, que a algunos les da pánico pensar que los trabajadores podemos actuar en el terreno político por nuestra cuenta.

Molts besets, guapi.

María dijo...

Agradezco, no sabes cuánto tu esfuerzo, AUS,

pero me temo, que eres un tremendo idealista bien intencionado, pero a quien tus buenas intenciones te impiden ver la realidad, significado y la 'oportunidad' de esta huelga.

Esta huelga querido AUS, no la convocan los trabajadores, para protestar por todo eso que comentas y en lo que tienes absolutamente toda la razón.

Como siempre y por desgracia, son usados y manipulados, en este caso por los sindicatos para su puesta en escena de cara a la opinión pública.
AUS, cerrar la realidad a cómo están funcionando los convocantes, es dejarte manipular por ellos tal cual hacen con sus afiliados, esa es la sensación que yo tengo.

Porque no es sólo si comen o no en un restaurante de lujo, se alojan en hoteles de lujo y perciben cantidades ingentes de dinero... (¿no has visto el primer enlace? no es de ahora por cierto) ... es que todo ello lo hacen en nombre de unos trabajadores a quienes representan, que en su mayoría no llegan a fin de mes.

Tendrían todo el derecho del mundo a comer y alojarse donde les diera la gana, si su sueldo se lo ganaran con el sudor de su frente, pero no en nombre del sudor de otros AUS, a los que encima “ VENDEN” al mejor postor y a mi eso es lo que me enferma.

Hay mucho sinvergüenza por el mundo, de eso no hay duda, pero los que van señalando con el dedo a otros y luego roban como todos, son los peores.



Ni a los sindicatos, ni al Gobierno les preocupa demasiado esta huelga AUS. Es un simulacro pactado tácita o expresamente: "Vosotros hacéis como que os enfadáis y nosotros hacemos como que os hacemos caso..., al final “La vida seguirá igual y tal cual va”.

¡¡ Que empiece la “juerga”, que empiece la “farsa" !!

Me temo como ves, que aún no me has convencido y para que no te canses, ni te desgastes, siento decirte que va a ser difícil.

Si esta huelga la convocaras tú, por ejemplo, naturalmente que iría con la cabeza bien alta y súper orgullosa, así no AUS, lo siento.

Pero a los que de verdad tenéis buenas y nobles intenciones, de corazón os deseo lo mejor.

No sé, debo estar un poco apagadilla, como el día, lo siento de verdad.

Más besos y a pesar de todo, muy feliz día.


aus dijo...

No sé, María, te veo muy cerrada en banda en tu postura antisindical, demasiado severa al juzgar el movimiento sindical, fijándote sólo en el comportamiento de algunos sindicalistas corruptos o ineptos -no niego que los haya, como en tantas organizaciones- y excesivamente permisiva e indiferente con la política antisocial que amenaza a la clase trabajadora.

Sigo pensando que aquí no se juzga la imagen de los sindicatos, porque lo que está en juego es la estabilidad económica y el medio de vida de muchas familias. Familias que no cuentan con demasiados recursos -su trabajo es su único recurso- para afrontar lo que se les viene encima. Ante eso, la personalidad de los convocantes queda muy en segundo plano.

No creo que a los sindicatos les entusiasme esta huelga. Ellos, además, se juegan su prestigio. Si esto no funcionase, podría irles muy mal. No obstante se han arriesgado, porque la cosa clamaba al cielo. Había que hacer algo, María, antes o después había que hacerlo.

Leo en la prensa digital que la jornada de huelga y de protestas de hoy en Francia ha sido secundada ampliamente. Según la CGT francesa las manifestaciones han superado a las del día 7, que también fueron masivas. Sarkozy tendrá que rectificar su política de jubilaciones, o volverá a tener a los franceses en la calle.

Espero que esto sirva de aviso a nuestro transfigurado Zapatero.

Ojalá salga bien nuestra movida en la vieja piel de toro. Si así fuera, celebraría que la opinión de los trabajadores contara para algo en nuestra política de alto copete.

Lo celebraría por todo lo alto; tanto es así, María, que estaría dispuesto a invitarte a una cena en el Bulli; siempre que eso te pareciera ético, claro ;P

Salú y beitos.

V dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
V dijo...

Ay! era un quejío.

María dijo...

¿Desde cuando no es ético, cenar con un amigo AUS? jajaja ni siquiera haría falta que fuera en el Bulli, es más ya te digo yo, que conmigo sería un desperdicio absoluto, que mi paladar, segurísimo que no aprecia esas cosas tan súper sofisticadísimas.

A mi me gustaría más, si no te importa y puestos a pedir, unos pescaditos fritos en un puerto de Huelva, con la luna colgada Mmmmmmm

Y te lo aseguro, nadie más feliz que yo, si ¡¡POR UNA VEZ!! se escuchara a los trabajadores y a todo el que lo esté pasando mal. Pero aunque me taches de cerrada que no los soy jajaja ¡¡te voy a dar, yo cerrada!!:-)

Me temo, que te vas a tener que venir a llorar a Galicia, tras la desilusión tan enorme, tirando a depre que te va a entrar tras el 29. Eso sí, cuenta que para consolarte y que se te pase la pena, te esperá un albariño helado y un pulpo riquísimo e incluso si la pena es terrible, te la curo con percebes y langosta de A Guarda.

¿Quieres que vaya haciendo la reserva o esperamos a ver... si bajo o subes? :-)

Muchos besos huelguista idealista:-)

PD
Jajaja Además, te voy a confesar algo, estoy callendo en la cuenta que aunque me convencieras yo no puedo ponerme en huelga, que no tengo jefe jajaja

aus dijo...

Ay, Vero, la de las nubes homógrafas! Ya son dos quejíos, dos!

María, María...

O sea, que te apuntas a cenar en el Bulli o en Punta Humbría, pero no a la huelga. Pues que sepas que las cosas hay que merecérselas, eh?

Te he cazado!!:D

Pero, bueno, lo prometido es deuda, así que puestos a elegir me quedo con el pescaíto y esa luna navegable, porque además el Bulli está cerrado por dos años (no sé si el desprestigio por haber abierto sus puertas a dos apestados sindicalístas habrá obligado a cerralo :P).

Pero oye, lo del pescaíto sólo es en el caso de que la huelga salga bien, que si sale mal no creo que me apetezca la langosta gallega, te la vas a comer tú solita :P:P

En serio, María, creo que están en juego cosas importantes en esta huelga, cosas que van a afectar directamente a mucha gente, a gente que va a empezar a pasarlo mal muy pronto, e indirectamente a otra. Los que estamos a salvo de los despidos, por ejemplo, podemos ser el siguiente objetivo de las reformas del gobierno, que se crecerá en su empeño de hacer una ley de jubilaciones tan desconsiderada con los trabajadores como la francesa. Cuando algunos no se puedan jubilar hasta los 67 años, como quiere ahora Sarkozy en Francia, me gustaría decirles bien clarito: ¿os acordáis de cuando no hicísteis las huelgas? ¿Pensábais que no iba con vosotros la cosa?

No podemos dejar hacer a Zapatero, porque esto está tomando un cariz bastante feo para TODOS los que vivimos de nuestro trabajo.

A lo que tú llamas idealismo, María, yo le llamo ser consciente de la que se nos viene encima.

Besos, con pescao y vino.

LOLI dijo...

Yo iba a ir pero me han dicho que nos pegaran un sablazo al sueldo,asi que como que no me arriesgo.
Que bien me caen los bichos ,yo creo que lo que querian es decirnos que estan con nosotros y que nos animemos a ir a la huelga

aus dijo...

Hola, Loli. Te quitarán tu sueldo de un día. Si no trabajas no te pagan, eso está claro. No sé cómo estará tu economía familiar, supongo que mal, como la mayoría, pero no creo que ese día os quedéis sin comer, no? Tómatelo como que es un dinero (tampoco tanto) que adelantas ahora para que que no te lo quiten todo más adelante. La cosa está fea, pero se puede poner más fea todavía si los trabajadores damos sensación de debilidad o de cierta pasividad. No lo dudes: se ensañarían con nosotros en ese caso.

Oye, pues si te caen bien los bichitos y quieres conocerlos, si quieres te los presento el día 29 en la manifestación. Anda, anímate, que se enteren los de arriba de lo que pensamos y del poder que tenemos cuando nos unimos y empiecen a tenernos en cuenta.

Muchos besos, Loli. Ánimo.

María dijo...

Que sepas AUS, que has sido, estás siendo terriiiiiiblemente injusto...
¡¡ni te imaginas cuanto!! :))

Pero en fin...¡¡ a veces la vida nos sorprende, quizá un día te sorprendas mucho, muchííííííííísimo !! jajaja


¡¡Hale, ya te dejo, espero que hoy estés siendo inmensamente feliz!!

Muchos besos, a pesar de todo.

aus dijo...

María, no creo que sea para tanto, mujé. El hacer huelga no es un acto tan execrable e injusto. Al contrario, es un derecho perfectamente democrático.

Al final se ha comprobado que no eran sólo los sindicatos los involucrados en esta huelga. Millones de personas la han secundado, y no creo que haya tantos liberados en toda la piel de toro ¿no crees?. Los sindicatos la convocaban, pero la huelga era un asunto de los trabajadores. Nadie se ha puesto en huelga por apoyar a los sindicatos, sino contra un decreto que reafirma el giro antisocial con el que se pretende solventar la crisis. Los sidicatos, se piense de ellos lo que se quiera, han apoyado a los trabajadores, y no al revés. Era lo esperado.

A pesar de todo no me siento muy feliz (no veo por qué motivo tendría que estarlo: una huelga no le viene bien a nadie). Es más, llevo unos días desganao, sin muchas ganas de hablar de según qué cosas. Digamos que mi ánimo se ha puesto en huelga también, por anticipado. Sabrás disculparme por eso, ¿no?

En fin, besos, con olor a pescao frito :P

María dijo...

Mira AUUUUUUUUUS,

¡¡estoy contando hasta diez, para no dispararme!!

¡¡Jamás de la vida te he dicho yo, que esta huelga sea injusta!!

Puede ser a deshora, ineficaz, instrumentalizada, farsaria, inútil y más que absurda, pero...

¡¡JAMÁS, JAMÁS!!
¡¡nunca en la vida se ha convocado una huelga TAN JUSTA !!

¿¿Después de todo lo que te he intentado explicar, me sales con esto, AUS??

¡¡TÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚÚ has sido y ERES injusto conmigo, diciéndome esto!!

¡¡Eso es lo único que intentaba decirte en mi último comentario AUS!!

Tienes que perdonarme, pero si me hablas como lo estás haciendo, una y otra vez, me temo que ni has leido nada de lo que te he escrito, ni mucho menos lo has entendido.

Por el contrario, yo a ti sí, desde el principio además.

Lo siento AUS, me temo que por esta vez, yo si que me voy desganada, desilusionada, frustrada y medio desesperada contigo.

Núnca me había ocurrido y me da mucha pena, de verdad.

Los besos, con todo el cariño además, te los dejo como siempre naturalemnte.

Pero que sepas, que cada vez que te he leido últimamente aquí en tu casa, es como si me dieras una bofetada.

V dijo...

Ánimo quillooo... que si no se cansan ellos nos vamos a cansar los demás? De eso nada de nada, jm!!! ;-)

aus dijo...

María, estás derivando esto a un terreno personal que no creo que nos aporte nada. No creo haberte ofendido con mis bromas, ni creo que tenga que pedirte perdón por defender la huelga.

Para ti la huelga era ineficaz e inutil desde antes de que se hiciera. Lo que no entiendo es cómo puedes considerarla absurda y al mismo tiempo justa. ¿Es absurdo intentar abolir un decreto lesivo para los derechos de los trabajadores? ¿Debemos los ciudadanos esperar pasivamente dos años para actuar en las urnas? ¿En ese caso a quiénes votaremos, a los mismos que están o a otros que posiblemente empeoren lo que éstos han hecho?

Me gustaría que en vez de arremeter contra la huelga, aportases alguna solución que sirviera contra la política antisocial del gobierno. pero una solución que no consista en hablar por hablar a título personal, que no se quede en criticar a unos y otros sin hacer absolutamente nada. Una solución más "eficaz" y "útil" que la huelga.

El seguimiento que ha tenido la movilización no parece darte la razón, María. El éxito de la convocatoria confirma que era necesaria.

Besos, María.

aus dijo...

Vero: lo único bueno que tiene una huelga es que cansa menos que una jornada de trabajo :D Ser solidario cuesta, pero no cansa.

El que podría fatigarse hasta el agotamiento sería un gobierno que se empeñase en actuar contra sus propios votantes.


Besos.

María dijo...

Ni me has ofendido, ni en absoluto tienes que pedirme perdón... La verdad es que yo sí que siento el pronto que me dio aquí, pero cuando siento que hablo con un muro de hormigón, me desespero, lo siento de veras AUS

Lo del muro de hormigón, no te lo tomes a mal AUS, pero sinceramente, creo que en ningún momento intentaste entender mis razones, eso es lo que me sacó de quicio tú erre que erre, con lo tuyo, que yo comprendo. Al contrario, me temo que no.

Y siendo tan inteligente como eres, ha debido ser que yo me he explicado fatal, por eso he colgado una entrada hoy, intentando hacerlo mejor, no sé si lo lograré...En todo caso, no creas que has sido tú el único que pienso que no me ha entendido en absoluto, ha habido más, está claro que el mal es mío:-)

Por ti y por esos otros, lo he intentado así, es uno de los lujos de esto de los blogs, el derecho a réplica de mil maneras:-)

Y por cierto, uno de los valientes que espero salte desde el fondo de la sala ( ya lo comprenderás)...
espero que seas tú, porfa:-)

Y recuerda una cosa, para ahora y para siempre AUS, que me entre la impotencia, no quiere decir que lleve nada al terreno personal, me sale, lo que me sale, pero sólo eso... además mis rabietas, duran tan poco como mis penas...


Muchos besos AUS y gracias por tu visitilla de ayer y hoy:-)

ATB dijo...

Hola Aus

Ando en proceso de "desatasco linguístico" en este interminable y agotador intento a contracorriente de mantener valores que hasta hace poco parecían incuestionables y que esta comunión neoliberal de ruedas de molino se está llevando por delante.

Comparto esa cierta desgana de la que hablas . Creo que también comparto contigo la alegría de ver a mucha gente luchar con las herramientas democráticas que a duras penas nos van dejando. Esperemos que este selecto club político-empresarial del que somos víctimas, aun teniendo la tapa, no se atreva nunca a cerrar la olla.

Salud

Pd: sabía yo que los bichipenes no nos defraudarían: los vi a miles en las calles :-)

aus dijo...

Bueno, ATB, ese proceso de "desatasco lingüístico" promete aportar cosas muy interesantes, por lo que veo en tu blog.

Corren malos tiempos para la lírica, tal vez porque la palabra es uno de esos valores que van quedando maltrechos.

A veces pueden escamotearnos las palabras, cubrirlas de eufemismos y hacerlas irreconocibles o simplemente falsearlas, pero la tenacidad de los hechos siempre las regenera. Hemos hecho una Huelga General, con mayúsculas. Que la llamen como quieran.

Salud.

María dijo...

¿Todo bien, AUS?

¡¡Ojalá sí!! :-)

Un besito

aus dijo...

Todo bien, María, tú siempre tan amable :) Sólo un poco apenado porque tampoco este año me han dado a mi el Nobel, y mira que me lo merezco. Pero qué le vamos a hacer, otra vez será... :))))

El finde paso por tu blog, que creo te debo una respuesta...

Gracias, guapa. Un beso.

josé dijo...

me he divertido suficiente para lo que va del día, muy buen trabajo o divertimento, lo que sea, me gustó, saludos