domingo, 28 de marzo de 2010

KKK

Hay cuatro razones por las que creo que estos bichipenes pertenecen a la insidiosa organización del KKK.

Y es que los veo entre el ridículo:






El cretinismo:

El ritual:

Y el horror:


Me dan miedo. Espero no encontrármelos de nuevo por ahí.

23 comentarios:

ATB dijo...

Hola Aus

El primero, el segundo y el cuarto dibujo me parecen obvios: son momentos de la Iniesta en el Pumarejo, Los empalaos en Jerez, El Cachorro en Triana...Exaltación del sufrimiento, la mansedumbre, la tortura y la sangre como elementos de redención. Señales de sumisión. La lógica expiación de la culpa. Y la culpa es que somos humanos, esa es la culpa.

Una buena estrategia de paralización. Opio.

Pero el paso del tercer dibujo me ha dejado boquiabierto. ¿Qué se adora ahí? ¿lo cotidiano?¿lo rutinario?¿Lo simple?¿lo bichipeneano?. Ahí no hay dioses hechos hombre, ni vírgenes llorosas, ni sufrimiento, ni sangre, ni culpa.

Grandioso, bichipenes que se sobrellevan como pueden a sí mismos y a sus circunstancias, como nosotros.

Esos cuatro bichipenes no son como los demás. Van a cara descubierta. Y se quieren a sí mismos tal y como son, aun despreciando a dioses y vírgenes. Ellos son la esperanza.

Chapó Aus.

V dijo...

Menos mal que aquí no hay casi bichos como éstos. Con las fallas la gente ya se gasta toa la pasta y se ve que no queda para lo de la devoción y estas cosas, je.

Me llama la atención que vayan todos encapuchados menos los que aguantan la hipoteca -los de la tercera imagen- porque eso es una hipoteca como una casa, o una casa como una hipoteca, según los intereses y eso. Hasta lamparitas que le has puesto y todo... :o qué detallista, oyes XD! Será que son los únicos bichipenes reales, los otros si lo son y tapados que van... por algo será.

Lo que no entiendo es lo del último dibu ¿qué era un renegado? porque lo que tiene al lado parece la capucha esa que lleva puesta el resto, ¿no? Que mal rollo da este dibujo, colega. Aunque mira, como cada cual ve lo que quiere ver... yo paso de ojjjkuridades y me dedico a ver un montón de espermatozoides con patas y encapuchados!!! XD!!!
El que está hecho filetes... no sé, para este ya pensaré a ver qué le ha pasado, porque no se me ocurre nada ahora mismo.

Besines y... si es que pasan por allá, que ud. lo soporte lo mejor posible :S :S

GINEBRA dijo...

Una visión muy, muy personal sobre la Semana Santa. A mí personalmente no me gustan las fiestas religiosas de gran devoción popular, tampoco las de menos devoción popular...
Tus dibujos son enormemente creativos,como tus entradas. Besos

aus dijo...

Gracias, ATB. Tienes una habilidad especial para captar un significado en estos dibujos. En realidad no creo que se le pueda llamar captar significado, sino crearlo, ampliarlo, prolongarlo.

Lo que dices del tercer dibujo me parece muy acertado. En cierta manera, los pasos no representan divinidad alguna, y creo que ni siquiera representan nada, son lo que en realidad son: una carga pesada que ha de ser arrastrada por las calles con fuertes trabajos. Un castigo, una advertencia, un sufrimiento real. Una muestra testimonial de lo que los humanos tienen que soportar. Tal vez esta salida del campo de lo simbólico a lo real provenga del substrato auténtico de insumisión y de queja legítima de los oprimidos que fueron recogidas en los primeros tiempos de la religión, aunque luego todo eso fuera sometido y rearticulado para que acabara siendo compatible con las relaciones de poder existentes y con las ideas dominantes, volviendo a caer en la esfera simbólica del poder. Desde ese momento son el dedo en la llaga, la prueba del algodón para los escépticos que necesitan ver para creer. La carga, el peso, se convierte en símbolo: hay que colocarle aureolas a la figuras de los pasos, investirlas de divinidad, sacarlas en procesión, para que dejen de ser trozos miserables de realidad que se representa a si misma y poder convertirlas en símbolos con capacidad de adoctrinar.

Gracias otra vez, ATB, por tu esclarecedor comentario. Espero no haber enturbiado lo que tú tan bien has expresado. Salud, y un abrazo.


Vero, tienes suerte, no te imaginas lo incómoda que se puede hacer una ciudad cuando sus calles son tomadas por los penitentes y toda la quincalla que lleva una procesión. Me quedo con las fallas, dónde va a parar. Son unas fiestas que cambian todos los años, como los carnavales, y sí que deben de ser divertidas, me da a mí la impresión.

Lo de las hipotecas tiene gracia, aunque me imagino que a algunos no les hará ninguna. ¿Nadie se daba cuenta de que no se podían pagar? Hay que poner penitencias que se puedan cumplir. A nadie se le ocurre hacer los pasos de hormigón armado. Que la procesión se tiene que acabar, oiga, que no se pueden dejar los pasos, una vez fuera de la iglesia, en medio de la calle. Pues eso ha sido lo que ha pasado con las hipotecas, que han dejado a muchos en medio de la calle.

Lo de los espermatozoides... En fin, si te da por ir a un psicoanalista, luego me das la dirección, que puede que yo también lo necesite... :P

Ya me contarás lo del que está como si saliera de una charcutería envuelto en papel de estraza. En cuanto se te ocurra algo, ya sabes... a lo mejor puedes ahorrarte algo en el psicoanalista si nos lo cuentas a nosotros primero :D

Besitos. Y gracias por tus amables deseos; intentaré superarlo. Espero que tú hayas pasado unas divertidas fallas.

Ginebra, muchas gracias por tu comentario. Desde luego las de menos devoción popular son más desagradables aún. Pensadas para una élite de fanáticos...

Muchos besos.

V dijo...

La verdad es que prefiero no imaginármelo, desde luego :S En fallas aquí cortan... TODO también!!! o casi, pero bueno, no es lo mismo, no. Sin duda donde estén peinetas y pólvora, que se quiten todos estos y sus milongas. Y sí, cambian, pero no te creas... después de 29 años, al final te parecen todas casi casi iguales :S A mí me gustan porque me saben a casa :D Pero yo siempre digo que las fallas, para los falleros y para las personas que no las conocen. A ti que eres artista, te encantarían. Estoy segurísima. A ver si te animas un año de éstos!! que vale la pena. Sólo por el color, ya vale la pena ;-)

Lo de muchos hipotecados hasta las cejas, no lo entiendo. Sinceramente. Las cosas hay que pensarlas bien antes de hacerlas. Y sí, está bien arriesgar, pero hasta cierto punto, que si no luego, eso mismo, en la calle :/

Lo del bichipene en lonchas ya lo sé. Este pobre, estaba ahí metido con los otros bichipenes disfrazados de espermatozoides condenados (por lo de la capucha y eso) o acondonados (también por lo de la capucha). Bueno, pues resulta que llegó el día en el que dijo: oh! ÉL no existe!! ahora lo tengo claro!! y los otros lo lincharon por traidor y para que no fuese por ahí diciéndoselo a los demás. Eso sí, al final pudo descubrirse y respirar, pero vaya, que muerto no le sirve ya de mucho :( :(

Las fallas fueron chungas las mías, pero weno, c´est la vie! o la génétique más bien, que ya me ha absorbido 10 kg :S a este paso me desintegro y desaparezco un día de estos. En fins, pero eso sí, reírme me sigo riendo por suerte, si no ya ves XD!!

De psicoanalista ya estoy, Aus. Pero como lo tengo claro lo llevo bien. Lo que me preocupa ahora mismo, es acabar de psiquiatra, algo que sin duda alguna sería mucho peor. Y voy haciendo méritos. Si no mira la hora y yo aquí liada con la histología. Pero bueno, ej lo que hay :-) Loca acabo, ya verás.

Muchos besitos para ti, y buena semana, también para ti, por supuesto! :D

María dijo...

Hola AUS,

Te ha quedado una entrada muy espanglish,
Kukusclan&Semana Santa. ;-)

No sé AUS, yo no soy nada de Semana Santa, salvo por los jolgorrios que se montan en mi tierra, es decir, me parece más algo folclórico, que otra cosa.

Verás allí, es tradición beber una limonada riquísima, en los bares, entre que vas y no vas a las procesiones o te quedas sin ir, que no pasan lista. A eso se le llama "matar judíos" y no veas como nos ponemos todos a la tarea. Como encima, ni se nota que tiene alcohol, te entra de maravilla y llegamos todos, medio haciendo eses y viendo mínimo entre dos y tres cruces... Pero no me gusta nada, la exaltación del dolor y el sufrimiento, creo que eso sirve de muy poco, sea el que sea.

Sin embargo, respeto que haya personas que vivan estas cosas de la flagelación de la carne, como algo místico y glorioso, hay de todo. Desde luego, yo creo que si Dios existe, ya sabes que yo creo que sí, cuando alguien se arrea latigazos en la espalda en su nombre, debe mirar para otro lado seguro y pensará -¡¡¡Serás borrico!!!-

Pero si te soy sincera, me parece exagerado identificar a unos cofrades entre folclóricos, místicos y festeros, con los de las 3Ks, que eran asesinos racitas y por tanto repulsivos, sin más.

Tus dos primeros chiquitillos, parecen más aburridos que otra cosa, no sé si están viendo pasar la procesión o van ellos, pero como que muy felices, no se les ve. A la postre, no están más ridículos, que quienes se disfrazan en carnaval, porque en realidad, no es más que eso, un disfraz. Vamos, que si les, va, por mi perfecto.

Los segundos y cuartos, asustan.
Unos porque parecen preparados para perpetrar algo horrible ¡¡¡El que está enfrente, mira que tiene cara de malísimo!! y los cuartos, porque ya lo han perpetrado y disfrutan sádicamente viendo, como uno de ellos ha sido masacrado. O a lo mejor no disfrutan y aún tapados y cobardemente, se asustan y arrepientes, de lo que han hecho, quiero pensar que es así.

Me ha hecho gracia que en el tercero Vero vea una casa y a cuatro cargando su hipoteca. Porque yo veo un patíbulo. Las lámparas de ella, son sogas de horca para mi y los cuatro, que la llevan a hombros, más que sufridos hipotecados, los veo como borregos, mal mandados, que cargan con la sentencia de muerte para alguien, que seguro no lo merece.

Porque la muerte, no la merece jamás nadie.

Como dibujo, el que más me gusta, es el cuarto, aunque represente el horror de la muerte.

Mira, sabes que te digo AUS, jajaja...Que yo me quedo con mi limonada y casi que desencapuchamos a los pequeñines, que deben estar, medio asfixiados. ;-)

Muchos besos AUS y feliz Semana Santa o pecadora, tú eliges. ;-)

aus dijo...

Vero: aquí, además de colapsar el tránsito de la ciudad durante una semana, las procesiones avasallan a todo el personal, sea adicto o no. Aunque no quieras tienes que oler las pestilentes cremaciones que hacen durante el ritual. Los tambores pueden llegar a obsesionarte con su retumbar monótono e interminable. La cera derramada en las calzadas rechina si vas en coche, o se queda pegada a los zapatos si vas andando. Los niños pequeños no pueden salir a la calle bajo el riesgo de ver escenas traumatizantes y quedar aterrorizados durante un tiempo. Hasta hace unos años, los bares bajaban el volumen de la música desde muy temprano y a determinada hora la apagaban en señal de duelo ¿? (Eso sí que era inaguantable, oye, un auténtico pecado mortal :D…) En fin, que esto es de todo menos una fiesta popular que alegre los corazones de la gente.

Además, y quizás esto sea lo más fastidioso, si se pone uno a pensar en lo que las procesiones representan, acaba asqueado de tan hipócrita y mal entendida devoción pseudoreligiosa, que provoca en las multitudes patéticos sentimentalismos prefabricados para la ocasión. Y se pregunta uno cómo es que el resto del año se prohíbe la propaganda subliminal…

Creo que has desvelado el misterio del bichi en lonchas. Es probable que todo haya ocurrido como tú lo cuentas. Plantear dudas sobre la existencia de lo que pretende dar sentido a toda esta parafernalia supone exponerse al linchamiento moral. Con este pobre se han pasao, y el linchamiento moral se ha convertido en un loncheado charcutero casi profesional.

En fin, Vero, siento que las fallas no hayan ido muy bien. Hay que cuidarse y reponerse, y supermineralizarse, claro. Lo de la histología, dadas las circunstancias atenuantes, tampoco es para ir al psiquiatra, mujé, que seguro que lo haces con buena intención, sin ánimo de mortificarte así porque sí... :P

Muchos besos, fallera de relumbrón... Buena semana.

aus dijo...

Hola María. Creo que si te gusta esa limonada puedes hacerla el resto del año, sería absurdo privarte de ella por seguir la tradición. A mí me gusta el bacalao que se come en la vigilia, pero por supuesto lo como en cualquier época del año, faltaría más. Precisamente durante esta semana le doy todo lo que puedo al ibérico, y procuro hacerlo con ostentación, pues me encanta povocar a los mentecatos que -estoy seguro- se lo comen a escondidas por no escandalizar.

Aunque a decir verdad esto es cada vez más turístico y ya no escandaliza uno como antes... cada vez hay que afinar más.

A mí no me parece exagerado comparar a los que tenemos aquí con los el KKK. En muchos aspectos son muy parecidos. Desde los atuendos al gusto por el sacrificio sádico. ¿No hay sadismo en aprovecharse de la ignorancia y la incultura de algunos para convencerlos de los beneficios espirituales que les acarreará la expiación pública de sus pecados mediante la tortura infligida a sí mismos? El gusto por el olor a la sangre del sacrificio ritual no hay quien se lo quite a esta fiesta nacional.

Bueno, me alegro de que el cuerto dibujo te haya impresionado. A veces lo estético se sirve de lo que produce repulsa moral.

Besos. Y que sobre limonada...

María dijo...

Lo siento AUS, me temo que esa limonada, al menos yo, no sé hacerla. Y que yo sepa, no se hace el resto del año...Sólo toca, en Semana Santa. ;-)

Deberías probarla, es exquisita. Se que se hace con vino, macerado con frutas, canela y azúcar, pero el proceso, lo desconozco.

Pero AUS ¡¡xD!! jaja ¡¡No compares!! que yo sepa, por tonto que sea lo que hacen en las cofradías, no matan a nadie. Sólo algunos masoquillas, se fustigan, andas descalzos y cosas así raras y desde luego lo hacen libremente, cada uno, allá él.

Los del KUKUS, pillaban a un pobre afroamericano o a su familia y los quemaban vivos o los colgaban de un árbol... Sí que en los atuendos se parecen, pero el hábito no hace al monje, recuérdalo ;-)

Respecto a lo de los ayunos y abstinencias, pues sí, tienes razón, una tontería a nivel práctico, la verdad. Para algunos tienen la simbología del dominio de la carne y acostumbrarse al sacrificio. Pero sí que dejar de comer jamón, no creo que sirva de gran cosa, ni para eso, ni para nada. Cuidado con tus ostentaciones jamoniles, no vaya a ser que te lo virlen en un descuido. ;-)

Y además a lo mejor, a la carne, hay que dominarla menos y escucharla más, que tanta represión no puede ser buena, luego pasa lo que pasa. ;-)

Bueno, que te dejo, que aún no he comido y me está entrando un hambre, que ni te cuento...


Más besos para ti AUS y feliz tarde.

aus dijo...

Claro que hay diferencias, María, no digo que sean iguales, pero sí tienen ciertos parecidos. Hay más sangre en las procesiones de lo que te puede parecer. No sólo se permite que los penitentes vayan descalzos arrastrando grilletes y cadenas, también están los “empalaos” que se atan a maderos con sogas que les cortan la circulación hasta provocarles el desmayo. En Sevilla y en Jerez de la Fra. existen clínicas especializadas en rehabilitación de costaleros, que suelen padecer serios problemas articulares. Toda esta violencia se permite y se estimula. Los mandamases de las cofradías, hermanos mayores y demás, pertenecientes a las buenas familias del lugar por regla general, mientras se sienten socialmente elevados por ocupar esos puestos presumen del número de penitentes y del sufrimiento con que estos se entregan todos los años al sangriento ritual. Los “empalaos” por el contrario suelen ser gente muy humilde, con un nivel cultural muy bajo, incluso algunos tienen problemas psíquicos evidentes, por lo que son fácilmente manipulables. Nadie se autolesiona en público motu proprio. No les quitemos a las instituciones eclesiásticas el mérito de la inducción al sacrificio y la mortificación de sus fieles más humildes.

Que con su pan se lo guisen, pero que dejen en paz a las gentes tranquilas .

Y digo yo, a qué viene lo de la limonada con vino en Semana Santa? Por aquí se hartan de aguardiente por estas fechas. Menuda pasión.

En fin, María, en vez de maltratarla, escuchemos las pulsiones de la carne, no es mala idea.

Besos, bonsoir.

Malo Malísimo dijo...

Pues que quieres que diga. El KKK me suena a kaka al cubo es decir, diarrea, y de la semana santa o vacaciones de primavera o como prefieras, lo único que me gusta es el último domingo, el de Resurrección, si algo hay de verdad en esa religión en ese sincretismo ibérico que es la Semana Santa es el Domingo de resurrección, el resurgir de la vida, la vuelta de Cibeles a la tierra, la Magna Mater que vuelve a la vida y nos llama, nos requiere a todos a volver a empezar el ciclo de la vida, la rueda de la vida de los Tibetanos, el fin de la etapa de Dionisios y el comienzo de Venus o de Diana...qué más dá. Yemayá, Astarté, nos están llamando y no podemos desatender esta llamada. La Primavera llegó.

aus dijo...

Me quedo con esa acogida que dedicas a la Primavera y a todas sus divinidades, paganas, claro.

Saludos, Malo.

Lázaro dijo...

El del horror no se me carga, pero bueno, así vistos, un poco susto ya meten. Saludos, aus y felices vacaciones

aus dijo...

Mejor así, Lázaro, el del horror es el más feo.

Felices vacaciones para ti también. Salud.

Gemma dijo...

Hola Aus,

Me he quedado alucinada la verdad. Me doy cuenta que nunca he vivido la semana santa, no como tú la cuentas claro. Es una barbaridad todo eso de las penitencias y los "empalaos", en fin, ya te digo me viene de nuevo.

Tus bichipenes me parecen muy graciosos, me gusta el que dibujaste mirando el paisaje. La naricilla es muy simpática y ese paisaje me resulta muy familiar ;D.

Bonito blog Aus, buenas ilustraciones con grandes pensamientos. Si no te importa me seguiré pasando.

Un saludo.

Manuel Muñoz López dijo...

Aus, es normal, la culpa la tienen "Los Empalaos".

Manuel Muñoz López dijo...

¡¡¡Que fuerte!!!

Novicia Dalila dijo...

Tengo un problema, Aussss. Todavía me pesa mucho mi vida cibernética anterior, y es que cuando he visto el título KKK, sólo he pensado en los besos del msn. Ya sabes: (K)= beso, por lo del inglés K iss.
Así que yo esperaba al entrar algo super cariñoso (quizás un beso tierno entre bichipenes, ya que desde el polvo en pleno vuelo no les he visto intimar más) y me encuentro con una procesión de nazarenos....
Lo del KKK yanki me pilla taaaaan lejos... lo más cercano que tengo son esas 2 ó 3 pelis americanas de autocrítica necesaria para limpiar los episodios racistas, salvajes y completamente injustificados de su pasado inmediato.... Con eso, y con el Oscar a Sidney Poitier ya lo tienen todo tan limpio que rechina.... :P

Un beso y feliz pasión :D

aus dijo...

Hola, Gemma, bienvenida a este blog de trebejos y dibujos encontrados. Me alegro de que te resulten graciosos estos bichitos que aparecen entre mis cosas y que voy colgando "religiosamente". Estoy seguro de que me ayudarás a encontrarles algún sentido.

Sí, hay muchas maneras de vivir la semana santa. Por aquí somos muchos los que intentamos eludirla con mayor o menor éxito. Algunos aprovechan para salir de viaje unos días, pero si te toca visitar a la familia, como a mi, y resulta que ésta vive en un lugar donde los suplicios del Nazareno se celebran con una intensidad bárbara, no te queda más remedio que aguantar, sin comerlo ni beberlo, el choque emocional que puede ocasionarte y las incomodidades de tráfico, de ruidos y aglomeraciones que se producen constantemente incluso en la misma puerta de tu casa.

Gracias por tu comentario, y, por supuesto, estaré encantandado de que te pases por aquí siempre que quieras. Saludos, Gemma.

Manolo, eso que tú dices: qué fuerte. Los empalaos "originales" son de un pueblo de la Vera, en Cáceres. Luego aparecieron los de mi pueblo, hace unos quince años, en una cofradía que crearon con el paso del Cristo de la Vera Cruz los seguidores(algo desfasados ¿no?) de la Orden de los Templarios. Hace unos años los de la Vera pleitearon sin éxito por los derechos para sacar empalaos. Si los hubiesen registrado en la SGAE otro gallo les habría cantado; de momento el fenómeno de los empalaos sigue creciendo.

Saludos.

Hola, Dalila. Conozco (y tanto que la conozco...) a una chica que nació en los EEUU (de padres sevillanos) y se vino a Sevilla con doce años. Me ha contado muchas veces que le impresionó mucho la semana santa y que las procesiones le asustaban enormemente porque las asociaba al KKK, organización que -depende de en qué estados y qué familias- tiene muy mala fama en el imaginario colectivo de los niños estadounidenses.

Hagamos caso a los niños, quienes, como suele decirse también de los locos, nunca ponen reparos en decir la verdad: en algunos aspectos formales y no tan formales, KKK = nazarenos.

K,K,K, para ti, Dali, pero de los del messinger, claro.

Manuel Muñoz López dijo...

Aus, he creado una hermandad que se llama "LOS ENSOFAOS" (con todos los mandos en la mano) de la gra orde de la "CRUZ DEL CAMPO FRIA". Para poder ser hermano de la orde tienes que tener un sofá comodo delante de la tele y un sinfín de cervezitas frias.

aus dijo...

Hombre, Manuel, pues seguro que es una hermandad más relajada que la de los empalaos, y más acorde con estos tiempos, desde luego. Si admiten a una oveja descarriada que sustituye la cerveza por el vino y la tele por un potátil o un buen libro, pues aquí tienes a un cofrade.

Manuel Muñoz López dijo...

Aus, te admitimos pero nunca llegaras a nada, porque para eso hay que ser mas vago, nada de libros ni de portatiles, solo entre vinos y cervezitas alguna tapita. Bienvenido a la hermandad "DEL SANTO SOFÁ". ya eres un ensofao mas.(¿No te entra ná por el cuerpo?).

aus dijo...

Pues sí, Manolo, me ha entrao una sensación de paz y una relajación por to el cuerpo así como de otro mundo. Bendita la hora. A ver si me dura.