lunes, 10 de agosto de 2009

Badajoz, 15 de Agosto de 2009.

En memoria de los que fueron fusilados y de sus familias.


Añadir imagen

8 comentarios:

María dijo...

¡¡Buenos días AUS!!

No quisiera faltarte al respeto en absoluto y de hecho les mando todo mi cariños a todos esos muertos y sus familias, incluida la mía...
Pero...
Fíjate, todo lo que me viene a la cabeza, cuando veo a tus muñe/galletas...

- Una fila de canelones o rollitos primavera...
- O una fila de salchichones..
- O una fila de niños, sobre los que va a saltar otro.
- Una fila de bebés japoneses todos ataditos...

¡¡Quizá si le hubieras puesto un poco de sangre, no me hubiera vuelto yo tan prosaica...!! no sé.

¡¡feliz día !!

besos

Novicia Dalila dijo...

Pues a mí hoy más que nunca, con esas cabecita sonrosadas, lisitas.... me siguen pareciendo lo mismo...
Me voy al psicoanalista, que tengo hora :P:P

Un beso Ausss. Espero que estés disfrutando mucho de tu viaje. Me contarás a la vuelta, verdad???
:D

aus dijo...

Hola, disculpad la tardanza, pero no he vuelto a abrir el blog desde que colgué esta entrada. Dejaremos por el momento el tema de los nefandos sucesos acaecidos en aquel Badajoz del 1936, que ya comentamos en su día en los blogs de Pantagruel y Malo.

María: todo lo que te viene a la cabeza te viene en fila. Esto tiene connotaciones bien geométricas o bien castrenses. ¿Estás segura de que no hiciste la mili? Lo digo por descartar algo :D:D
Tienes razón en que no aparece mucha sangre; ¿pero no es más dramático el orden sistemático, el implacable orden sugerido por esas filas que mencionas, que la misma sangre derramada?

Dalila: También estos bichi-penes tienen sus momentos flácidos, como todo (bichi-)pene que se precie. Aquí los vemos tumbados y bastante alicaídos; muertos, diría yo. Pero, quién sabe, como son tan raros y al parecer caprichosos y no sujetos a las leyes físicas, a lo mejor algún día se levantan y se convierten en auténticos “Antropopenes erectus”, con lo cual ya tendríamos un nombre científico para la especie.

En fin, encantado de volver y encontrarme con vosotras. Mi viaje fue muy bien: unos días en tu pueblo, Dalila, y otros cuantos en Salamanca, que la conocíamos sólo de paso. Lo mejor: una exposición en el CARS de Madrid, llamada The Atlas Group, sobre los efectos de la guerra del Líbano (4ª planta, por si la queréis ver) y la Casa de Lis en Salamanca, una casa-museo que alberga una interesante colección de Art Nuveau y Art Deco, acompañada de una exposición monográfica sobre Mucha. Ah, y por supuesto, los buenos vinos del Duero que se beben en la capital charra.

Salud, y besos para las dos.

Vero dijo...

:( <-- a éste sólo se le puede mirar de un modo.

Besos.

Novicia Dalila dijo...

Me alegra que todo hay ido tan bien, Ausss.
Sí, noté un cierto olorcito a Atlántico y pensé: mmmmmm Ausss está bien cerquita ;-)

Un beso

aus dijo...

Hola, Vero. Haces trampa, porque ese emoticón tiene ojos. Si no los tuviera, otro gallo cantaría -(

Joé, Dalila, y eso que llevaba las ventanillas del coche cerradas... Lo que pasa que en tu pueblo todo se acaba sabiendo muy rápidamente.

Salú y besos, Vero y Dalila.

aus dijo...

Una cosa, Vero: sea como sea, con ojos o sin ellos, ya sabemos -nosotros sabemos- que todo puede verse desde dos lados. Depende de dónde te sitúes, a derecha o a izquierda, dentro o fuera, al comienzo o al final, verás una cara u otra. Ninguna de las dos visiones es exclusiva. Quedarse en una de ellas nos daría una visión sesgada, parcial.
Más besos -)

Vero dijo...

No podría estar más de acuerdo Aus, así que lo mismo, éste, :( sólo tiene anginas >_< jiji