viernes, 31 de julio de 2009

Personajes sin autor invaden mi libreta

Casi sin darme cuenta, he visto aparecer estos personajillos en la libreta que utilizo para apuntar las cosas que olvido. Entre las anotaciones han surgido ellos, sin avisar. Me entretengo mirándolos, porque sus rostros me hacen creer que poseen algún tipo de sentimiento.

Los del fondo parecen tener problemas psicológicos serios, pero el que está más cerca ¿no padecerá alguna especie de deliquio amoroso? Y si es así, ¿no acabará éste desvaneciéndose con el tiempo? Me refiero al deliquio, claro.


¿Y estos otros de aquí abajo quiénes son? Los he encontrado entre la lista de la compra de hoy, en mi libreta. Ahí están, con mucho descaro, haciéndose pasar por "normales", mientras quizás murmuran, conspiran o, lo que es peor, nos vigilan...


Esto es una invasión en toda regla. Infantes y paracaidistas se despliegan. Solo he visto a estos dos del siquiente dibujo, pero no me extrañaría que tras ellos llegue todo un pelotón. ¿Vendrán en misión humanitaria? ¿A poner paz, tal vez? Desde luego, armas no se les ve, pero, por los cascos, parecen marines amenricanos...


¡Caramba! ¡Ya lo sé!: huyen del fuego amigo y de las “blowbacks” que produce la guerra…
Aunque, pensándolo bien, también es posible que acudan raudos a inscribirse en las listas de voluntarios para pilotar bombarderos teledirigidos: son unos puestos muy seguros, y a todos les encantan porque les recuerdan a los juegos de videoconsola…
Si es que Gila creó escuela en el Pentágono, joder.

Ya lo decía, ahí viene el pelotón:


Bueno, espero que no monten aquí el campamento. Bastante tengo con vivir al lado de la base de Rota... Además, empiezan a no caerme muy bien los caragalletas estos, la verdad.

4 comentarios:

Novicia Dalila dijo...

Ausssssssssssssss,
muy contenta de que te desdigas con tanto arte ¡¡¡

Me encantan tus trebejos, aunque, llámame viciosa si quieres... yo al tercero, al que tu le cuelgas el mal de amores, yo lo que le veo es una cara de llevar un pedal del copón :P

¡¡Mi lista de la compra es taaaaaaaaan aburrida comparada con la tuya¡¡¡ Ya me gustaría a mi llevar ese ejercito al Carrefour cuando me toca reabastecimiento.

Te dejo esta canción como regalo de bienvenida y te enlazo en mi keli para tenerte a mano.

Un beso y feliz finde

aus dijo...

Muchas gracias por tu acogida, Dalila, y por la canción. Ambos regalos me han encantado. No sé si habrá mucho arte en estos dibujitos que me encuentro en mi libreta de la compra (aún no sé quién es el duende que los hace), pero al menos me entretienen cuando hago cola en la caja. El problema es que a veces me distraigo mirándolos mientras hago los recados, y se me olvida la mitad de las cosas. En fin, ya me acostumbraré, si siguen apareciendo.

Es cierto que ese personaje que se tambalea parece pedo. Pero, a veces, es tan parecido estar embriagado de amor a padecer los efectos de un buen vino... A mí también me hizo dudar, desde luego.

Salud, y besitos.

Lisístrata dijo...

vaya! no sabía de esta habilidad artística, por la cual tengo debilidad, será porq tengo un hijo q juega cn el lápiz dsd q era pequeño y hoy es licenciado en BBAA y sigue aficionado al cómic.

Le mandaré tú blog a su correo para q vea los dibujos. son de lo más expresivo. parecen cipotillos, ejejej pero tienen muucha mucha fuerza, como buen cipotillos q se precie claro, ejejej
saludos cordiales

aus dijo...

Hola, Lisístrata: binvenida a este ¿blog?. Me alegro de que los dibujos te parezcan expresivos.

Eres el primer caso que conozco de madre que hereda de su hijo el gusto por el dibujo. ¿No será al revés? :D:D

Te añado al grupo que se inclina por la interpretación pollesca de estos personajillos. (Qué casualidad, todas las integrantes de ese grupo sois féminas).

Salú.